Índice del artículo


El perdón es la pieza central de la fe cristiana y, en la práctica, tiene el poder de liberarnos de las garras del dolor que a menudo se arraigan cuando los demás nos hacen daño. Quizás estés buscando inspiración y orientación sobre cómo perdonarte a tí mismo, o tal vez necesites ayuda para llegar a un lugar de perdón hacia los demás. 

De cualquier manera, Ya sea que busquemos el perdón de nuestros propios pecados o le pidamos a Dios que nos ayude a perdonar a los demás, ser perdonado/a debe ser  lo primero cuando se busca la restauración y la curación. 


“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo, y nos perdonará nuestros pecados y nos purificará de toda maldad”. —1 Juan 1: 9 (NVI)

A veces en la vida, se cometen errores que nos dejan tristes, frustrados y avergonzados. Nuestras propias acciones tienen el infortunado poder de dejarnos destrozados y pisoteados, pero la redención es la pieza central de la Biblia. El Nuevo Testamento deja claro que el perdón de Jesús está disponible para cualquiera que lo busque.

Entonces, cuando la vida se complica y se cometen errores, podemos recurrir a Dios y asi encontrar el poder y la guía para levantarnos y seguir adelante. Este proceso comienza admitiendo nuestros errores y pidiéndole a Dios que nos ayude a superar la vergüenza y la frustración. Aquí hay una oración de ejemplo para ayudar a perdonarse a usted mismo cuando cometa un error:

Has clic en siguiente para entrar en la primera oración:➡️

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado