Índice del artículo

Jesús, con solo un toque de tu mano Todopoderosa, sanaste a los enfermos y resucitaste a los muertos. Qué asombroso es su señorío sobre toda la tierra, qué poderoso es su amor redentor. Cuán grande fue tu sacrificio al ir ante nosotros y traer perdón y esperanza. Por tus llagas te pido curación. De pie dentro de su reinado y gobierno, pido restauración. Que la vida y el bienestar crezcan en plenitud hasta que se desborde.

vengo ante ti hoy en necesidad de tu mano sanadora. En ti todas las cosas son posibles. Mantén mi corazón dentro del tuyo y renueva mi mente, cuerpo y alma. Estoy perdido, pero vengo a ti con gracia.

Nos diste la vida, y también nos das el regalo de la alegría infinita. Dame la fuerza para avanzar en el camino que me has trazado.

Gracias por estar conmigo en todos los altibajos de mi vida y por las muchas bendiciones que me has dado por las cuales te alabo y te agradezco.

Conoces la enfermedad con la que he estado luchando durante mucho tiempo y que hay poco que pueda hacer la profesión médica, pero creo que estoy hecho de forma maravillosa y temerosa y que conoces cada parte de mi cuerpo. Sabes exactamente por qué he estado enfermo durante tanto tiempo. Vengo a ti ahora preguntando que trabajarías una completa recuperación en mi cuerpo, lo que sea que esté causando este problema persistente. Oro para que, en tu misericordia, me devuelvas la salud y la fuerza que necesito.

La siguiente oración es el sello de este artículo, ultima oración por sanación divina dando clic en siguiente.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado