Salmos 16  (RVR1960)

 

16  Guárdame, oh Dios, porque en ti he confiado.

Oh alma mía, dijiste a Jehová:
Tú eres mi Señor;
No hay para mí bien fuera de ti.

Para los santos que están en la tierra,
Y para los íntegros, es toda mi complacencia.

Se multiplicarán los dolores de aquellos que sirven diligentes a otro dios.
No ofreceré yo sus libaciones de sangre,
Ni en mis labios tomaré sus nombres.

Jehová es la porción de mi herencia y de mi copa;
Tú sustentas mi suerte.

Las cuerdas me cayeron en lugares deleitosos,
Y es hermosa la heredad que me ha tocado.

Bendeciré a Jehová que me aconseja;
Aun en las noches me enseña mi conciencia.

A Jehová he puesto siempre delante de mí;
Porque está a mi diestra, no seré conmovido.

Se alegró por tanto mi corazón, y se gozó mi alma;
Mi carne también reposará confiadamente;

10 Porque no dejarás mi alma en el Seol,
Ni permitirás que tu santo vea corrupción.

11 Me mostrarás la senda de la vida;
En tu presencia hay plenitud de gozo;
Delicias a tu diestra para siempre.



Santo, Santo,  Santo eres oh Señor, me has permitido ver la luz de un nuevo día, te bendigo y alabo por eso.

Al dedicarte ese momento no puedo evitar pensar en mis problemas, se que tu los conduces con tu poder y tierno cuidado, sin embargo debido a su complejidad no me dejan tranquilo.

Hoy quiero vivir alejado de estos pensamientos Señor, que me hostigan y me agobian, que me nublan la mente y no me dejan pensar con claridad.

Hoy quiero caminar de tu mano por tranquilas aguas, por verdes y delicados pastos, ver la vida de otra manera, convencido de que eres mi pastor y contigo nada me faltará.

Hoy anhelo en mi corazón ver cumplido mi pedido de oración: ____________________________________________________( Piensa en aquello que anhelas de corazón)

Te pido muy humildemente Señor por la renovación de mi carácter, por el aumento en mi fe, por aquellos problemas que en mi corta y trajinada vida  parecen no tener fin, pero tu si la tienes, por que para Ti nada es imposible.

Te pido perdón por dudar de ti, por las veces que me he quejado sin observar tus milagros cada día, por que a lo que yo le llamo problema no es mas que una prueba, tienes un propósito para mi en cada situación, ayúdame a tomar las riendas de mi vida y a estar seguro, porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro de que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día.

 

 

Amen y amen.

 



 

 

 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado