El Señor es mi pastor, nada me faltará. En lugares de verdes pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará. Restaurará mi alma; me guiará por senderos de justicia por amor de su nombre. Aunque pase por el valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento. Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor moraré por largos días.



El Señor es mi pastor, nada me faltará; *

Amado Espíritu Santo ayúdame a orar de acuerdo a esta bella oración del Salmo 23. Ayúdame Amado Espíritu de Dios... Me abandono en tu guía y en tu dirección.

Padre mío quiero darte gracias esta mañana por tus cuidados bondadosos. Tú me has cuidado y has cuidado a mi familia.

Tú también has tenido cuidado de nuestra comunidad de fe Consejero Espiritual y la presento ante tu presencia en esta mañana. Tú eres nuestro pastor. Tú tienen cuidado de nosotros.

Que metáfora más maravillosa porque ilustra perfectamente cómo nuestro corazón te percibe. Mi alma te alaba maravilloso pastor amado. en verdes pastos me harás descansar.

 

Padre gracias por hacerme descansar. Padre Tú sí sabes pastorear a las ovejas. Tú nos pastoreas en delicados y abundantes pastos verdes.

No solo nos alimentas pero nos haces descansar en pastos de reposo. Mi alma te alaba por tus cuidados. Padre mío, pastor de Israel, pastorea el pequeño rebaño que has puesto bajo mi cuidado.

Ayúdame Amado Señor. Junto a tranquilas aguas me conduces; *** Padre mío cómo no alabarte si No solo nos haces reposar en pastos verdes pero buscas y encuentras tranquilas aguas para guiarnos y conducirnos en nuestra jornada de la vida.

Padre mío enséñame tus caminos, enséñame tus sendas a andar. Pastor de Israel pastorea mi alma. Pastorea mi familia, pastorea a mi amada comunidad.

 

Enséñame a guiarla por sendas de aguas refrescantes. Dame tu santo Espíritu para que seamos saciados cada día de nuestras vidas. Tú guiaste a Israel por el desierto y agua nunca les faltó. Amado Jesucristo al hablar de las aguas de aquel viejo pozo de Jacob, Tú dijiste a aquella mujer Samaritana: "—Todo el que beba de esta agua volverá a tener sed [...] pero el que beba del agua que yo le daré, no volverá a tener sed jamás, sino que dentro de él esa agua se convertirá en un manantial del que brotará vida eterna [y Ella te respondió]—Señor, dame de esa agua para que no vuelva a tener sed ni siga viniendo aquí a sacarla” (Juan 4:7, 8, 10, 13-15 NVI).

Amado Jesucristo dame también a mí de esa agua. Pastorame junto aguas de reposo, junto a aguas llenas de tranquilidad en medio de este mundo agitado y tenebroso.

Padre mi alma se siente pastoreada y en reposo en este nuevo día. Puedo experimentar tu reposo, puedo oír los arroyos corriendo tranquilamente mientras me pastoreas por amor a tu nombre. Dios mío, ayúdame a buscarte de madrugada y ven a infundirme aliento. Renueva mis fuerzas. Vigorízame. Que tu alimento y tus aguas renueven nuestras fuerzas.

 

Pastoréanos Señor. Tráenos salud y renueva nuestras fuerzas. Ayúdanos a seguir por la jornada que Tú has trazado para nosotros y estaremos seguros.

Me guía por sendas de justicia por amor a su nombre. ***** Guíanos Señor. Guíanos pastor de Israel. Guíanos por sendas de justicia. Guíanos por la senda de tus mandamientos. Guíanos por la senda del conocimiento de tu santa Ley. Guíanos a la luz de tu santo evangelio. Guíanos por amor a tu nombre. Guíanos en el nombre poderoso de Jesucristo.

Ayúdame a guiar a tus ovejas por las sendas de justicia de tu santa palabra. Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado; * Padre Celestial, Tú eres la gran diferencia para que tus siervos caminen con confianza. Tú nos das seguridad. Tú afirmar nuestros Pasos. Tú nos das confianza para caminar por la vida.

Aún en sendas de muerte y de terror Tú nos infundes aliento. En tu nombre somos más que vencedores. Todo lo podemos en Cristo que nos fortalece. Tú haces que nuestros pies estén firmes como los pies de sierva en los peligrosos desfiladeros. Tú eres nuestro Dios, no temeremos. Tú estás con nosotros. Tú eres Emanuel. No temeré. Tu vara y tu cayado me infunden aliento. Estaré firme. Ayúdame a pastorear a tus ovejas con estas palabras de vida.

Tu vara de pastor me reconforta. ** Amado Pastor de Israel "tu vara me reconforta". Pierdo cuidado de mis propias inseguridades personales y vuelvo al reposo bajo tu cayado. Enséñame a tener esa pericia de pastorear con la vara de tu evangelio.

 

Permíteme que tus santos libros me sirvan para conducir a tus ovejas y reconfortarlas en el poderoso nombre de Jesucristo. Dame tu Espíritu para pastorear a tus ovejas conforme a tu corazón.

Dispones ante mí un banquete en presencia de mis enemigos. *** Padre mío, pastorea a tu amada Iglesia y dale habilidad a tus sirvientes bajo todos los cielos de esta tierra de pastorear en tu santo nombre. Guarda a Israel aún en medio de las pruebas y de las tribulaciones. Danos consuelo en medio de las persecuciones. Da vida a tu pueblo Israel. Da vida a nuestra comunidad de fe. Da vida a nuestras familias. 

Has ungido con perfume mi cabeza; **** Que la evidencia de tu unción en mi vida sea garantía que respaldas mi labor y mi tarea. has llenado mi copa a rebosar. ***** Padre te quiero dar gracias esta mañana por llenar mi copa. Por llenarla hasta rebosar. Gracias por darme la certeza de tu santo llamado, gracias por llamarme a ministrar a tu pueblo a la luz de tu palabra. Ayúdame a servirte en esta labor de pastorear a tus ovejas. Ayúdame a amarlas y a cuidarlas. En tu nombre las bendigo y las presento ante Tí Dales tu Espíritu. Llénalas hasta rebosar en cada una de sus copas. Sácianos siempre.

 

Mi copa está rebosando. La bondad y el amor me seguirán todos los días de mi vida; ***** Padre mío gracias por tu bondad para conmigo, gracias por tu bondad para con mi pueblo y para con mi familia. Gracias por tus bondades para con tu pueblo Israel. Gracias por la certeza que tu "bondad y [tu] amor me seguirán todos los días de mi vida". Padre gracias por esa certeza. 

Danos obreros que quieran pastorear comunidades de fe. y en la casa del habitaré para siempre. (Salmos 23:1-6 NVI) ***** Padre mío gracias por esta maravillosa madrugada que me has regalado para estar a solas oyendo tu voz hablar a mi corazón. Gracias. No temeré. En tu Casa "habitaré para siempre". Gracias Padre,  He orado en el nombre poderoso de Jesucristo. Amén.



🎧 Clic aquí para escuchar la Oración del día en audio

📲 Clic aquí para Descargar ahora mismo la app



"La mañana es uno de los mejores momentos para tener un encuentro con Dios. Cuando te despiertas con Dios, su presencia va contigo a donde sea que vayas". ¡Que seas bendecid@ en tu día de hoy! Gracias por tu tiempo, recuerda que cada vez que compartes estos mensajes también estas bendiciendo a otros, no olvides seguirme en mis redes sociales haciendo clic: Youtube Facebook Instagram Twitter - Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: DONAR




 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado