Índice del artículo

Oremos

Hoy estoy con Dios, y el temor no puede controlar mi vida. Hoy camino con plena confianza y en victoria sobre todas las cosas. Yo sé que Dios está conmigo. Sé que no me voy a morir todavía, sino que voy a vivir para ver y contar las maravillas de Dios. No voy a tenerle miedo a las desgracias, porque Dios me protege. No voy a tenerle miedo a nada, ni de día ni de noche, porque la protección de Dios está sobre mí.

Nunca más voy a caminar con temor, porque los ángeles de Dios me guardan a cada minuto todos los días. Ninguno que pretenda hacerme el mal va a lograrlo. Declaro con todo mi corazón que no estoy solo. Estoy protegido por Dios y no le tengo miedo a nada. Gracias Dios por tu hermosa protección. Gracias porque guardas a mi familia de todo peligro, y estás con ellos en todos los lugares que andan.

Mi Dios, no voy a estar pendiente de las malas noticias. Sé que todo lo que viene para robarme la paz y llenarme de angustia no viene de ti, sino del enemigo. Yo sé que tú eres el Dios que me da fuerzas; eres el que me da vida, esperanza y luz. Rompo en este momento toda angustia y miedo en el nombre de Jesús. Todo enemigo huye porque soy un hijo de Dios que vive lleno de paz. La gracia y la esperanza de Dios me cubren, y sus ángeles me protegen.

Mi Dios, cuando yo no entendía el poder que existe en estar conectado a ti, todo lo que veía me robaba la paz. Pero hoy, gracias a tu fortaleza y tu protección, yo declaro que nada me va a perturbar, ni hoy ni nunca. Nada puede robarme la paz porque estoy contigo. No hay temor ni angustia en mi corazón desde que te conocí. A partir de este momento, descanso en tu gracia. En el nombre de Jesús, amen.

clic en siguiente para la reflexión

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado