Índice del artículo

 


1 Juan 2:1-6 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Cristo, nuestro abogado

 Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.

Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.

Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos.

El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él;

pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él.

El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.

Clic en siguiente para ir a la reflexión:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado