Salmos 150 Reina Valera Actualizada (RVA-2015)

Todo lo que respira alabe al SEÑOR

150 ¡Aleluya!

¡Alaben a Dios en su santuario!
¡Alábenle en su poderoso firmamento!
¡Alábenle por sus proezas!
¡Alábenle por su inmensa grandeza!
¡Alábenle con toque de corneta! ¡Alábenle con lira y arpa!
¡Alábenle con panderos y danza! ¡Alábenle con instrumentos
de cuerda y flauta!
¡Alábenle con címbalos resonantes! ¡Alábenle con címbalos de júbilo!
¡Todo lo que respira alabe al SEÑOR[a]! ¡Aleluya!

 



¿Cómo puedo glorificar a Dios? ¿Qué significa glorificar a Dios?

Glorificar a alguien significa otorgarle honor, alabanza o admiración. Las personas tienden a glorificar a otras personas. Los atletas son glorificados por sus talentos físicos y campeonatos. Los líderes políticos son glorificados por su liderazgo. Desafortunadamente, a menudo nos sentimos decepcionados por estos objetos de gloria demasiado humanos. Descubrimos que el atleta glorificado engañó y el político glorificado mintió. El problema es que hemos intercambiado la gloria del Dios incorruptible e inmortal por la gloria del hombre corruptible y mortal ( Romanos 1: 22-23 ). En lugar de glorificar a Dios, la fuente de las aguas vivas, glorificamos las cisternas rotas del hombre ( Jeremías 2:13 ). Solo Dios es digno de toda gloria. 

 



Querido y Santo Dios:


Al abrir mis ojos en esta mañana puedo ver el gran amor que tienes por mí, muchas personas quizá no tuvieron la dicha que despertar como yo en este momento, ruego por aquellos que en su ingratitud no valoran esta bendita oportunidad de ver la luz de un nuevo día, ruego por aquellos que sufren, y en medio de su dolor, la bruma en sus ojos no les permiten apreciar la gran bendición de un nuevo despertar.

Perdóname por las veces que me he sentido así, hoy quiero alabarte! Glorificarte! Y exaltar tu Santo Nombre!, porque solo tú lo mereces oh Dios.

Por lo que has hecho, y seguirás haciendo a mi favor, Gracias por las cosas grandes y aun por las que me pueden resultar mínimas. Por mi carrera, por mi trabajo, por mi familia, por nuevos proyectos, por mi pareja, por mi casa, por mis alimentos, vestido y demás provisiones que tú a través de mi trabajo me has permitido disfrutar, por la semana que ha pasado y por la que se avecina, permite que esta semana sea fructífera en todos los ámbitos, dame fuerzas para vivirla; no permitas que me convierta en cobarde ante las dificultades o deje de ser atento en mis deberes;

Permíteme no perder la fe en mi esfuerzo, mantenme tranquilo e íntegro, a pesar de la ingratitud, la traición o la mezquindad, ayúdame a mantener limpio mi corazón y a vivir de una forma tan sincera y honrada, que ninguna cosa externa pueda desanimarme o quitarme la alegría.


Abre ampliamente los ojos de mi alma para que pueda ver el bien en todas las cosas;
Concédeme este día una nueva visión de tu verdad.


Inspírame con el espíritu de la alegría y hazme una torre de fortaleza para las almas que sufren;


En el Nombre de nuestro único Señor y Salvador, Jesucristo. Amén.

 



"La mañana es el mejor momento para tener un encuentro con Dios. Cuando te despiertas con Dios, su presencia va contigo donde quiera que vayas".
¡Que seas bendecido en tu día!

Sígueme en mis redes sociales: 
               

¿Te encanta este devocional?
Por favor Has Clic aquí y vota: 

- Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: Clic para Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

 
Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado