El matrimonio es, con mucho, la tarea más gratificante pero tambien la más desafiante.

Mi mayor error cuando esperaba que Dios me enviara mi ayuda idonea fue pensar que todo sería perfecto. No hace falta decir que estaba muy equivocado.

Sabía que el enemigo lucharía contra nosotros, pero no entendía hasta qué punto lo haría. El enemigo a combatido nuestras relaciones con uñas y dientes, porque Dios nos ha llamado a unirnos con un propósito divino. Elenemigo está en contra de todo lo a sido diseñado por Dios. No hace falta mirar a lo lejos para darse cuenta de esto.

El matrimonio es un hermoso pacto entre Dios, usted y su cónyuge. Lo mejor que puede hacer por su pareja es orar por ella.

 Todos los días oro para que Dios nos permita amarnos más y más, y que nos enamoremos más de Jesús. Cuando empleas toda tu energía en el amor, dejas menos tiempo para quejarte y enfadarte. Ore para que el amor de Dios consuma tu relación.

 



 

1 Corintios 13: 4-8 Reina-Valera 1960 (RVR1960)


_El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece..

_no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;
no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad...

_Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.



 

Nuestras relaciones conyugales también reflejan el amor de nuestro Dios de muchas maneras: nos recuerdan lo amados que somos, nos alientan en momentos de debilidad, elevan nuestro espíritu y nos invitan a vivir la vida a plenitud. Si bien las relaciones no siempre son perfectas. ¡No fuimos creados para vivir esta vida solos.

Dios está trabajando en nuestras relaciones en formas maravillosas,  de maneras especialmente poderosas cuando oramos.



 Oremos

 

Padre celestial, gracias porque eres nuestro creador, nos conoces mejor que nadie. Nos reuniste y prometiste que tienes planes y un propósito para nosotros, planes para prosperarnos y no para dañarnos. Recuérdanos que eres el centro de nuestra relación y que eres tú quien vela por nuestro futuro. Que podamos acudir a ti en busca de sabiduría y guía. Que tu paz, que sobrepasa todo entendimiento, guarde nuestro corazón y nuestra mente en Cristo Jesús.

Querido Dios, te pido que protejas nuestra relación , manteniendo a raya al enemigo y sus caminos lejos de nosotros. Espíritu Santo, camina con nosotros, Señor Jesús cúbrenos con tu preciosa sangre, Oro para que nuestro amor continúe creciendo cada vez más. 

Por favor, concédenos tiempo para crecer espiritualmente, y que crezca el deseo de buscarte, ¡en tus manos encomiendo mi vida y la de mi conyugue! En el nombre de Jesús AMEN!

 


Si amas a tu pareja, pero parece que no puedes convertir tu relación en lo que debería ser, la ayuda está a solo una oración de distancia.

Dios escuchará tus palabras, y aunque su ayuda puede venir de maneras inesperadas, vendrá. Permanezca abierto a la ayuda de todas las fuentes, y tendrá la mejor oportunidad de recibir una respuesta adecuada a sus oraciones.

Si estás luchando, hay esperanza. Solo pide un poco de ayuda celestial.



“Señor, me consuela el hecho de que sabes todas las cosas. Mi relación es difícil y no sé qué hacer. Por favor, muéstrame las cosas que yo o mi pareja podemos hacer mejor para que nuestra relación te complazca.

Y si es hora de terminar la relación, ayúdame a ver y aceptar esto. Abre mis ojos a cualquier abuso que pueda estar sufriendo, y dame la fuerza para escapar de él. Si mi pareja me está ocultando algo, déjelo salir a la luz para que pueda tomar una decisión.


“Querido Dios, te pido que por favor sanes el daño que se ha acumulado a través de la larga lucha que mi pareja y yo hemos sufrido en nuestra relación. Bendícenos a ambos con la sabiduría para tomar el conocimiento de lo que hemos hecho mal y usarlo para mejorar las cosas.

Señor, deja que el amor cubra nuestra relación. Deja que llene cada rincón de nuestras vidas, sanando la brecha entre nosotros. Ayuda a mi pareja y a mí a amarnos unos a otros como Cristo ama a la Iglesia: incondicional y sinceramente.


 

Tome hoy nuestro desafío de oración de 28 días

Experimente una relación más cercana y eficaz con Dios por medio de las oraciones del Consejero Espiritual.

Tome como guía cada consejo y cada oración aquí descrita, para hallar  el propósito que Dios tiene para su vida.

Únase a los miles que ya han experimentado la diferencia!

***Toca la aquí para regresar a la página principal***

No te pierdas el tema de mañana, de seguro será de gran bendición!

 

📲 Clic aquí para Descargar ahora mismo la app


"La mañana es el mejor momento para tener un encuentro con Dios. Cuando te despiertas con Dios, su presencia va contigo donde quiera que vayas".

¡Que seas bendecido en tu día!

Sígueme en mis redes sociales: 
               

¿Te encanta este devocional?
Por favor Has Clic aquí y vota: 

- Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: Clic para Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

 
Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado