No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.
1 Corintios 10:13
 
Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.
Santiago 1:12
 
"Ora para que no caigas en la tentación". Lucas 22:40 NVI
 

 

Puedes poner tu mejor cara en un intento de convencer a los demás de que vas por buen camino, pero en el fondo conoces las áreas en las que se siente tentado y fracasas con mayor frecuencia. De hecho, si eres honesto, llegas al punto en el que empiezas a pensar: “¿Qué sentido tiene pedirle perdón a Dios? "Si voy a repetir los mismos pecados una y otra vez ". 

No te preocupes, Hay una solución. Jesús dijo a sus discípulos: “Oren para que no caigan en tentación” (Mt 26:41). En otras palabras, ora antes de que venga la tentación y se verás fortalecido para manejarla. "Sergio: ya he orado pero aun así me veo tentado a satisfacer mis impulsos carnales". ¡Entonces aumenta la dosis y ora aun más! 

Antes de que Jesús calmara la tormenta en Galilea, pasó toda la noche en oración. Apague tu televisor, tu computadora, tu iPhone y cualquier otra conexión externa, y pasa tiempo con Dios. 

Al pasar mayor tiempo con Dios Puedes llegar a un punto en que "sabes" que Dios te ha dado la fuerza que necesita y sabrás que la victoria estará asegurada. Pablo dijo: "Acerquémonos ... al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro" (Hebreos 4:16 NVI). ¿Qué necesitas cuando sigues fallando? La gracia de Dios para perdonarte y su ayuda para vencer. Así que ora antes de todo y Dios te hará vencedor.

Estamos en una guerra, una guerra con un enemigo que desde siempre ha querido destruirnos.

Como hijos de Dios, nadie conoce nuestras propias luchas y tentaciones mejor que nosotros mismos. Por eso es apropiado que de manera regular seamos muy abiertos y honestos con Dios. Deberíamos orar por aquellas luchas que son más específicas. Una parte importante de la madurez cristiana es aprender a reconocer las áreas en las que necesitamos crecimiento personal.

Si su lucha con la tentación es que tiene problemas para controlar su ira, entonces debe orar para que Dios le ayude en esa área.

Si su tentación está en el ámbito de la pereza, de la falta de voluntad para trabajar o estudiar, entonces haga de esa su oración.

O, si su área de debilidad es la tentación de chismear, de hablar mal de otras personas de tal manera que se derrumbe en lugar de edificar a otros, entonces debe hacer de esa su oración específica.

De la misma manera, si su área de tentación puede describirse como codicia, lujuria, negativismo o indiferencia hacia la fe, cualquier cosa que se convierte en una barrera entre usted y Dios - ¡haz que ese sea tu enfoque específico de oración! Nómbrelo por lo que es mientras ora a Dios. ¡Verá cuán poderosamente Dios comienza a honrar esa oración cuando sea específico!



Una oración para resistir la tentación

Amado Señor Jesús,
 
Me esfuerzo por no tropezar en mi caminar de fe, pero ya conoces las tentaciones que enfrento hoy. Experimento deseos que me alejan de ti. A veces la tentación es demasiado fuerte. Los deseos parecen demasiado poderosos para resistir.
Necesito tu ayuda en esta batalla. No puedo caminar solo, Señor. Necesito tu guía. Por favor, ayúdame. Lléname con el poder de tu Espíritu Santo para darme fuerza y asi poder resistir.
Tu Palabra promete que no seré tentado más allá de lo que pueda soportar. Te pido tu fuerza para resistir la tentación cada vez que la encuentre.
Ayúdame a permanecer despierto espiritualmente para que la tentación no me tome por sorpresa. Oro para que los malos deseos no me arrastren. Ayúdame a mantener mi espíritu bien alimentado con tu Palabra para que recuerde que estás viviendo en mí. Y eres más grande que todo poder de las tinieblas y el pecado que hay en el mundo.
Señor, venciste las tentaciones del enemigo. Entiendes mi lucha. Por eso te pido la fuerza que tuviste al enfrentar  los ataques del enemigo en el desierto . No dejes que mis propios deseos me arrastren. Haz que mi corazón obedezca tu Palabra.
      Enseñame a sacar mi fuerza de Tus insondables recursos en lugar de confiar en mi propio suministro limitado.

Tu Palabra también me dice que proporcionarás una forma de escapar de la tentación. Por favor, Señor, dame la sabiduría para alejarme cuando sea tentado, y la claridad para ver la salida que me brindarás. Gracias, Señor, porque eres mi libertador y porque puedo contar con tu ayuda en mi momento de necesidad. 
 
En el nombre de Jesucristo, oro,
 
Amén.

 


 

 

  1. Tome hoy nuestro desafío de oración de 28 días

    Experimente una relación más cercana y eficaz con Dios por medio de las oraciones del Consejero Espiritual.

    Tome como guía cada consejo y cada oración aquí descrita, para hallar  el propósito que Dios tiene para su vida.

    Únase a los miles que ya han experimentado la diferencia!

    ***Toca la aquí para regresar a la página principal***

    No te pierdas el tema de mañana, de seguro será de gran bendición!

     

     

"La mañana es el mejor momento para tener un encuentro con Dios. Cuando te despiertas con Dios, su presencia va contigo donde quiera que vayas".
¡Que seas bendecido en tu día!

Sígueme en mis redes sociales: 
               

¿Te encanta este devocional?
Por favor Has Clic aquí y vota: 

- Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: Clic para Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

 
Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado