Cita Bíblica: Juan 14:15-21

15 Si me amáis, guardad mis mandamientos.

16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:

17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.

18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.

19 Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis.

20 En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.

21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.



ORACIÓN:

Señor, mírame aquí estoy, en un nuevo día… Gracias por esta nueva oportunidad, por este nuevo comienzo, como sea mi situación, te doy gracias porque es ahí donde mi alma está combatiendo para serte siempre fiel. Padre Santo, me doy cuenta de que, como creyente, mi cuerpo es el templo del Espíritu Santo. Mi reconocimiento de tu presencia diariamente hace que mi fe en ti sea efectiva. Creo que Tú, Padre celestial, me estás guiando a través del Espíritu Santo e iluminando mi mente.

Al rendirme al Espíritu Santo, creo que mis pasos están ordenados por Ti, SEÑOR. Me comprometo y confío totalmente en Tu guía, has que mis pensamientos sean agradables a Tu voluntad, para que mis planes se establezcan y tengan éxito. Confío en Ti, SEÑOR, con todo mi corazón.

Confieso que a medida que me vuelvo más consciente de Tu presencia, Soy consciente de que soy el templo de tu Espíritu Santo.

Ayúdame a cuidar mi cuerpo y mi mente para que tu Espíritu permanezca en mí, ayúdame a mejorar mis malos hábitos para que sea una realidad.

Querido Padre, te necesito. Tengo hambre y sed de una relación más cercana contigo. Admito que me he alejado de ti, he dejado todo lo bueno que me has dado y he andado en busca de algo que yo creía mejor.

 

Tantas veces he caído, me he lastimado y me he perdido…Pero siempre estás esperándome, buscándome con tu gran paciencia y tu gran amor…

Gracias por perdonar mis pecados a través de la muerte de Cristo en la cruz. Ahora que confieso y me aparto de ellos, entrego el control de mi vida.

Tu Señor eres mi sol, mi luz, mi alegría, mi fuerza; tu me sanas, me cuidas, me acaricias, me levantas, tu eres mi tesoro, lo único que quiero.

Te amo Jesús, mi buen pastor, no permitas que me aleje más de ti, gracias Señor por tanto amor, gracias por tu bendición…Amén

 Amén"



Reflexión:

“No os dejaré huérfanos” v 18

¿Estás abrumado? ¿Sientes que la vida te ha dado más de lo que puedes manejar o que has sido llamado para lograr más de lo que eres capaz?

Unos días antes de que Jesús fuera crucificado, tuvo una larga conversación con sus discípulos detallada en Juan 14-16 . Los animó con la noticia de que aunque estaba a punto de abandonarlos físicamente, no los iba a dejar solos. En cambio, prometió enviar al Espíritu Santo para estar con ellos permanentemente como su Ayudante.

Mi oración es que mientras lees a través de las líneas, el Espíritu Santo se revelará personalmente a ti como tu Ayudante, Consolador, Consejero, Abogado, Intercesor, Fortalecedor y Salvador.

Estas palabras hacen eco en mi corazón, al experimentar en la cotidianidad de la vida momentos de despedida, casi siempre anhelamos volver a ver a las personas de las que nos separamos. Por eso decimos: “hasta pronto,” o “nos vemos luego,” , etc. Jesús promete volver a los suyos porque no quiere que se sientan como huérfanos. Huérfano/a no es únicamente aquella persona que perdió a alguno de sus padres o a ambos; huérfano/a es también quien no cuenta con afecto y protección. Y no hay una situación mayor de orfandad que la de no conocer ni tener la posibilidad de mantener una relación de fidelidad con el Señor.

 

Voy a darte 4 beneficios de la oración por El Espíritu Santo:

  1. Sentirás con más sensibilidad el poder de Dios en tu vida y permitirá escuchar con más claridad la voz de Dios.
  2. Cuando se mantiene un compromiso con el Señor veras como tu fé, sabiduría y transformación espiritual aumentará gradualmente. 
  3. Estarás caminando de la mano de Dios orando con más frecuencia y de forma más directa por medio de pequeñas oraciones durante todo el día.
  4. Comenzarás a experimentar un mayor amor por Dios. Querrás pasar tiempo con Él al estudiar Su Palabra y en oración 

En la vida suele suceder que quienes por diversas circunstancias han quedado huérfanos/as, al ser reconocidos como hijos/as adoptivos/as por alguien, alcanzan un grado importantísimo de empoderamiento social. Es lo que pasa por ejemplo con niños/as huérfanos, quizás abandonados/as por sus padres, y que al ser reconocidos/as, adquieren derechos que les permiten salir de a poco de los temores y de los aislamientos psicológicos y sociales.

El pueblo del Señor será empoderado, y a partir de allí irrumpirá en el mundo con el poder testimonial del amor y del servicio. ¡Cuánta razón tenía Jesús cuando les aseguraba a los discípulos que nunca estarían solos, y que además ellos vivirían porque él mismo estaría con ellos! Para nosotros/as, ¡qué maravillosa noticia es la promesa de que nuestro Señor vivirá entre nosotros para darnos vida y vida en abundancia!



“Te voy a revelar un secreto de santidad y felicidad. Durante cinco minutos todos los días, tranquiliza tu imaginación, cierra los ojos a todo lo visible y tus oídos a todos los sonidos externos y ve a un lugar tranquilo y di:

“Oh Espíritu Santo, Amado de mi alma, te adoro. Iluminame, Guíame, fortaleceme y consuélame. Díme qué debo hacer para que en mi vida sucedan cosas grandes y extraordinarias, dignas de un verdadero creyente, estoy cansado de vivir una vida llena de dificultades y problemas, dame luz y ayudame a salir de este valle para alcanzar la dicha y la felicidad. Sigo tu luz, Solo muéstrame el camino y lo seguiré.

Si haces esto, tu vida será feliz y serena. Incluso en medio de los problemas experimentarás un gran consuelo, porque se te dará gracia para fortalecerte y ayudarte a hacer frente a cada dificultad ".



Con amor en Cristo,

Tu Consejero Espiritual

"La mañana es el mejor momento para tener un encuentro con Dios. Cuando te despiertas con Dios, su presencia va contigo donde quiera que vayas".
¡Que seas bendecido en tu día!

Sígueme en mis redes sociales: 
               

¿Te encanta este devocional?
Por favor Has Clic aquí y vota: 

- Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: Clic para Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales"

 
Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado