• El Señor te protegerá;
    de todo mal protegerá tu vida.
    El Señor te cuidará en el hogar y en el camino,
    desde ahora y para siempre.
    Salmos 121:7-8 | NVI
    esperanza mal.
  • Así que tengan cuidado de su manera de vivir. No vivan como necios sino como sabios, aprovechando al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos.
    Efesios 5:15-16 | NVI
    sabiduría mente.
  • En el agua se refleja el rostro,
    y en el corazón se refleja la persona.
    Proverbios 27:19 | NVI
    corazón.
  • Vivimos por fe, no por vista.
    2 Corintios 5:7 | NVI
    confianza fe.
  • Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor.
    Colosenses 3:23-24 | NVI
    recompensa recibir trabajo.

La palabra para ti hoy es: entrégale toda tu vida a Cristo y espera a ver las maravillas que Él que hace con ella.

Conságrate a Dios todas las mañanas; haz de esto tu primer trabajo. Sea tu oración: “Tómame ¡oh Señor! como enteramente tuyo. Pongo todos mis planes a tus pies. Usame hoy en tu servicio. Mora conmigo, y sea toda mi obra hecha en ti.” Este es un asunto diario. Cada mañana, conságrate a Dios por ese día. Somete todos tus planes a El, para ponerlos en práctica o abandonarlos, según te lo indicare su providencia. Podrás así poner cada día tu vida en las manos de Dios, y ella será cada vez más semejante a la de Cristo.



Oración poema: Tomame...

Caminaré siempre en tu presencia por el camino de la vida.

Te entrego, Señor, mi vida, hazla fructifera.

Te entrego mi voluntad, hazla idéntica a la tuya.

Caminaré a pie descalzo, con el único gozo de saber que eres mi tesoro.

Toma mis manos, hazlas prosperas.

Toma mi corazón, hazlo humilde.

Toma mis pies, hazlos incansables para hacer el bien.

Toma mis ojos, hazlos lucidos para mirar por fe

Toma mis horas grises, hazlas claridad.

 

Hazte compañero inseparable de mis caídas y tribulaciones y enséñame a gozarme en el camino de las pequeñas cosas que me regalas, sabiendo siempre ir más allá sin quedarme atascado en los baches del camino.

Toma mis cansancios, y mis cargas.

Toma mis veredas, hazlas tu camino.

Toma mis mentiras, hazme ver verdad.

Toma mis fracasos, hazme triunfar vida.

Toma mi pobreza, hazla tu riqueza.

Toma mi obediencia, hazla tu gozo.

Tomame, haz lo que quieras.

Toma mi familia, hazla tuya.

Toma mis pecados. Limpiame.

Toma mis faltas, mis eternas omisiones, mis permanentes desilusiones, mis horas de amargas, mis desepciones.

 

Camina, Señor, conmigo; Acércate a mis pisadas. Hazme diligente en la oración, alegre en la entrega, dame gozo desbordante al contemplar tu presencia, como ahora.

Quédate conmigo aunque la batalla sea difícil, aunque me pierda en mi oscuridad, aunque la furia implacable de la vida me arrastre y me tome por su cuenta, ayúdame a entender que siempre estas conmigo y nunca me abandonarás.

En el nombre de Jesús, amen.




"La mañana es el mejor momento para tener un encuentro con Dios. Cuando te despiertas con Dios, su presencia va contigo donde quiera que vayas".
¡Que seas bendecido en tu día!

Sígueme en mis redes sociales

¿Te encanta este devocional?
Por favor Has Clic aquí y Deja tu comentario

- Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: Clic para Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

 

 

Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado