Job 23:10

Dios Habla Hoy (DHH)

Mas Dios conoce mi camino; 
Puesto a prueba, saldré puro como el oro.



Muy buenos días amado(a) de Dios, gracias por acompañarme en esta oración del día, h
oy hablaremos de un hombre que sufrió como muy pocos Job, un hombre de gran fe y sufrimientos, la lectura de hoy declara que Dios conocía sus caminos, sabía su comienzo y su final.


En otras palabras, ¡Job estaba declarando "DIOS SABE"!


Sí, Job sabía que Dios no solo estaba prestando atención al camino por el que viajaba, sino también por lo que estaba pasando, por la fe creía que cuando los días de prueba, los sufrimientos y difícil situación terminaran, Se habría convertido en uno de los metales mas preciosos en las manos de Dios.

El oro para ser purificado debe ser pasado por el fuego. Para que el oro sea purificado debe someterse a un proceso de fundición, hay que recordar que el metal de forma natural extraído de la tierra contiene impurezas y trazas de otros metales, para poder retirarlas se aplica un procedimiento que se basa en la utilización de químicos, altas temperaturas y alta presión, para eliminar esos minerales e impurezas. Luego es pasado por otro proceso donde es golpeado para darle forma.

Pasa por un proceso de fundición y unas etapas de preparación hasta que finalmente luego de cada etapa por la que pasa, sale resplandeciente, brillando en su mayor esplendor, reconocido como el metal más bello, y de mayor valor.


En momentos de gran dolor, sufrimiento y pérdida, Job declara estas palabras con respecto al Señor Su Dios escrito en este texto. Job había sufrido una gran pérdida. Perdió a todos sus hijos, a todos sus seres queridos, su riqueza, su salud, hasta el punto en que las escrituras dicen "la carne cayó de sus huesos", y para rematar a su esposa.

 

Job 2:9-10 Reina-Valera 1960

Entonces le dijo su mujer: ¿Aún retienes tu integridad? Maldice a Dios, y muérete.

10 Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios.


Job sufrió y su fe en él está más allá de la comprensión para algunos, pero aún así, Él mantuvo a Dios a la vista.
Job pronunció profundas palabras de esperanza en este texto para sí mismo, mientras que muchos otros que se habrían encontrado en su situación, seguramente habrían hecho lo contrario al maldecir a Dios.


En medio de tu mayor dolor y sufrimiento, ¿qué palabras tienes o estás hablando? ¿Son palabras o fe, esperanza y confianza en el Señor tu Dios o son palabras vacías, de duda e incredulidad? ¿Qué estás diciendo en medio del dolor y el sufrimiento?


Job es un excelente ejemplo de alguien que mantiene a Dios a la vista a pesar de las circunstancias.


A lo largo de las Escrituras, Dios nos ha dado ejemplos de esperanza para este viaje que emprendemos desde que nacemos. Podemos usarlo para mostrar una mejor idea no de como escapar del dolor, sino cómo sobrevivir en él.


¡Hay un propósito en el dolor! ¡La clave es confiar en Dios en el proceso!
El Señor Dios es el Dios Soberano del universo y adivina qué? Él sabe todas las cosas.

Sí que lo sabe!
Que Dios te bendiga.


Señor, Padre Santo vengo ante ti en este momento tan difícil de mi vida que solamente tú entiendes, solamente tú conoces y solamente tú podrás darme una respuesta a las situaciones y los problemas que se presentan de los cuales yo no tengo el control, ni tampoco encuentro la salida.

Tú Dios eres Bueno, eres misericordioso, eres grande, no hay nada imposible para ti, y aunque yo vea ante mí una pared gigantesca, aunque vea un muro impenetrable, aunque sienta en mis manos cadenas que me aprietan y me lastiman, aunque mi mente se llene de pensamientos oscuros que me dicen que estoy derrotado, yo creo en ti y en tu poder.

Gracias Señor porque aún esta prueba será para mí bien y para el crecimiento de mi alma. Asi como el oro es transformado en un metal precioso, fundido a altas temperaturas, así brillaré en mi vida, Gracias Cristo Jesús, por que pronto se aliviarán mis penas y saldre brillante y reluciente como el oro.

Porque tuyo es el poder, el honor, y la Gloria, por los siglos de los siglos,

Amén


 

"La mañana es el mejor momento para tener un encuentro con Dios. Cuando te despiertas con Dios, su presencia va contigo donde quiera que vayas".
¡Que seas bendecido en tu día!

Sígueme en mis redes sociales: 
               

¿Te encanta este devocional?
Por favor Has Clic aquí y vota: 

- Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: Clic para Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

 
Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado