Salmos 139:13-14
Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien.

Proverbios 31:28
Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba:

Juan 19:26
Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo.

Proverbios 6:20-21
Guarda, hijo mío, el mandamiento de tu padre, Y no dejes la enseñanza de tu madre; Atalos siempre en tu corazón, Enlázalos a tu cuello.

Salmos 147:13
Porque fortificó los cerrojos de tus puertas; Bendijo a tus hijos dentro de ti.

Honra a tu Padre y a tu madre para que tus días se alarguen en la tierra que el Señor tu Dios te da(Éxodo 20:12) "el primer mandamiento con promesa"




 

El quinto de los Diez Mandamientos nos dice que debemos honrar a nuestra madre y padre. Las madres deberían ser las personas a las que se respeta y ama en mayor proporción.
Para algunos, honrar no es fácil. Hay momentos en que nuestros padres no están de acuerdo con nosotros sobre nuestras elecciones y desiciones. 


¿Qué significa "honrar" a una persona?
En la vida moderna, "honramos" a las personas que han logrado algo impresionante o han actuado heroicamente. Honramos a héroes militares e individuos que arriesgan sus propias vidas para salvar a los demás. También honramos a las personas que han logrado grandes logros como descubrimientos científicos o increíbles hazañas artísticas o atléticas.

Es muy posible que tu madre nunca haya salvado una vida o haya hecho una contribución impresionante a la humanidad.
En la Biblia, sin embargo, el término "honor" significa algo completamente diferente. "Honrar" a su madre en términos bíblicos no significa celebrar sus logros o cualidades morales. En cambio, significa cuidarla y brindarle el apoyo que necesita para vivir alegremente. También significa obedecer a tu madre, pero solo si sus órdenes no contradicen los mandatos de Dios.
En la Biblia, Dios se refiere a su pueblo como sus hijos y le pide a sus hijos que lo honren.

Hoy es un día especial para honrar y celebrar a las madres en todas partes. Sin embargo, para algunos, este día también nos recuerda una pérdida que lleva más que pensamientos llenos de alegría. Es difícil perder a alguien que has amado por siempre. 

Honestamente, en este punto, todavía estamos tratando de adaptarnos para no verla o escuchar su voz. La extrañamos y la extrañaremos todos los días. Pero nos consuela saber que la volveremos a ver. Y no podemos esperar el día en que nos reunamos de nuevo en el cielo.

Si te encuentras hoy allí, sufriendo una profunda pérdida... no tengas duda que Dios está trabajando en tu nombre. Él lo sabe todo. Él entiende y se preocupa. Él puede ver claramente lo que no podemos ver. Él sostiene todas las piezas y las encaja perfectamente juntas una a una.

Dios hace su trabajo más grande y más poderoso, durante los tiempos de espera y pérdida; y lo que hemos orado a través de tanta lucha y dolor, se convierte en las mayores bendiciones de esta vida. En lo que sea que enfrentemos, podemos estar seguros de que Dios no pasará por alto nuestro dolor. Tenga la certeza de que Dios esta trabajando por usted, grandes bendiciones aún esperan.

Así que si perdiste tu madre. Ella ya está en el cielo con Jesús. Estoy seguro. Ella es más feliz allí que nunca. tus oraciones no la llevarán al cielo. Solo Jesús puede hacer eso y Jesús ya lo hizo.




 

Querido Dios,
Gracias por el regalo de la vida. Gracias por la bendición de las mujeres que han sido coautoras de la vida. Oramos para que llenes este día con tu gracia, y bendigas a las madres alrededor del mundo.

Pedimos consuelo para aquellos que están sufriendo pérdida y angustia, especialmente en este día. Pues no todos tenemos a nuestra madre presente, pedimos fe para aquellas mujeres que algún día serán madres, Pedimos gran aliento y gracia para cubrir a aquellos que han tomado una decisión valiente y amorosa para su adopción. Pedimos tu provisión y tu cuidado en aquellas madres solteras que trabajan duro en nombre de sus hijos.

Amado y bendito Dios, gracias, por el regalo de la vida. Gracias porque tu corazón es con nosotros y estás con nosotros. Gracias porque eres soberano en cada parte de nuestras vidas. Gracias porque tus caminos son perfectos y aseguras nuestros pasos.

Querido Señor, sé que tienes un plan para mi hijo y te agradezco, te alabo por el regalo de ser madre. Por favor, dame la paciencia para seguir siendo obediente a tu palabra al criar a mi hijo. Aumenta mi fe y confianza para sostenerme en mi papel de madre. Ayúdame a recordar que no tengo que hacer esto sola, que estás conmigo para fortalecerme y guiarme.

Hoy oramos por la alegría, por la gracia, por la sabiduría, por la gran paz ... por todas las mamás. Concédeles fuerza, salud, alegría, gracia, risas, libertad de culpa y esperanza para el futuro. Dales hambre de conocer Tu amor, amarte más y seguirte todos los días. En el nombre de Jesús, Amén.


Que Dios te bendiga y colme a tu madre de dicha y salud, que sea Dios sea guiando, protegiendo y bendiciendo a tu madre y colmándola de dicha, salud y bienestar, Amen y amen.

 




 
"La mañana es el mejor momento para tener un encuentro con Dios. Cuando te despiertas con Dios, su presencia va contigo donde quiera que vayas".
¡Que seas bendecido en tu día!
 

- Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: Donar

 

 

 

Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado