Jesús, el buen pastor juan 10 7-11

7 Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas.

8 Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas.

9 Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.

El "sueño americano" es perseguir lo que se llama "la buena vida". Esto generalmente significa ser dueño de su propia casa, tener un par de carros de último modelo en su garaje, tomar buenas vacaciones y retirarse a una vida cómoda de hacer lo que sea. me gusta. Los ricos y famosos, que supuestamente disfrutan de esta buena vida, aparecen en las páginas de revistas como People para que todos podamos ingresar indirectamente a sus vidas y soñar con hacernos ricos.

Pero mientras muchos estadounidenses que están financieramente cómodos pueden haber logrado "la buena vida", la mayoría de ellos han perdido la vida abundante que Jesús prometió a todos los que lo siguen. Pero ¿qué es la vida abundante? Muchos de los que siguen el "evangelio de la prosperidad" acaban de bautizar el sueño materialista estadounidense con algunas etiquetas cristianas. Excepto por sus peinados extravagantes y su jerga cristiana, los predicadores de la prosperidad se parecen mucho a los estadounidenses incrédulos en su búsqueda de cosas.

Pero la vida abundante que Jesús prometió no tiene nada que ver con recolectar más cosas. Tiene todo que ver con estar bien con Dios a través de la fe en Cristo y tener la esperanza de la eternidad en su presencia. El apóstol Pablo no era rico en los bienes de este mundo, pero disfrutó de la vida abundante que Cristo ofrece. Estaba contento con solo comida y cobertura ( 1 Tim. 6: 8 ), pero era rico para con Dios ( Lucas 12:21 ; Ef. 2: 7 ). Él ganó esas riquezas al conocer al Señor Jesucristo ( Fil. 3: 8 ).




Oremos:

Padre Santo, buenos días Señor, en este nuevo día que me regalas me rindo ante ti Padre eterno para consagrarme en tu presencia y seguir en tus caminos.

Perdoname por las veces que te he fallado dando prioridad a mis impulsos egoistas, hoy te pido perdón por las veces que me he sentido autosuficiente, ignorando tu guia y protección.

Este día quiero tomarte de la mano y caminar por verdes prados, que me hagas descansar junto a aguas de reposo y morar en tu presencia y en tu hogar, eres mi buen pastor y contigo nada me faltará.

Señor Jesús, Tú eres el Buen Pastor que cuidas de tus ovejas. Te doy gracias por este momento para poder estar contigo en oración. Ayúdame a que pueda tener el silencio interior para acoger en mi mente y en mi corazón cada una de tus palabras.

Te pido perdón por haber pecado contra Ti. Yo sé que no merezco tu perdón. Pero tu amor y misericordia son más grandes que mi pecado. Ayúdame Señor a no faltar más contra Ti, y también a que confíe cada día más en Ti para que pueda seguirte, así como las ovejas siguen confiadas a su Pastor.

En el nombre de Jesús mi pastor y amigo fiel, amén.





🎧 Clic aquí para escuchar la Oración del día en audio

📲 Clic aquí para Descargar ahora mismo la app



"La mañana es uno de los mejores momentos para tener un encuentro con Dios. Cuando te despiertas con Dios, su presencia va contigo a donde sea que vayas". ¡Que seas bendecid@ en tu día de hoy! Gracias por tu tiempo, recuerda que cada vez que compartes estos mensajes también estas bendiciendo a otros, no olvides seguirme en mis redes sociales haciendo clic: Youtube Facebook Instagram Twitter - Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: DONAR




 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado