Muchas veces nos olvidamos orar al despertar y caemos en un letargo espiritual a lo largo del día, pero una pequeña oración puede ser la diferencia, si separaremos unos minutos para orar nos daríamos cuenta de que sería la mejor opción para empezar el día.
 
Cuando oramos, estamos en la capacidad de enfrentar las situaciones del día con mayor denuedo y sabiduría, estamos tranquilos y descansamos en la paz de Cristo.
 
Orar es como descansar, nos cubren de calidez y amor y nos abrazan cuando estamos solos. 

Esta página tiene varias oraciones inspiradoras que te pueden ayudar cuando busques un aliciente para tu día, Comenzamos con nuestra oración por un día tranquilo:




Oh Señor, anhelo encontrar el verdadero descanso.

Oh Señor, anhelo encontrar el verdadero descanso y por eso vengo a ti.
Mientras me levanto, te necesito cerca.
Por favor, ayude a mi mente a calmarse y a guiar mis sueños para sanar.
Oh Señor, restaura mis  cuerpo cansado,  Ayúdame a encontrar la paz.

Mientras abro mis ojos, ven y ayúdame a confiar en ti.
Y a todos los seres queridos que aprecio, que tú también los abrazas.
Así que mientras oro, descanso bajo su cuidado.
Y confío en que estarás a mi lado...
 
En el nombre de Jesus, amen.
 
Compartir es bendecir
Pin It