Isaías 41:10
No temas, que Yo estoy contigo; no desmayes, que Yo soy tu Dios que te esfuerzo: siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

1 Pedro 5:7
echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

Josué 1:5
Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.

Salmos 23:4
Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno; porque tú estarás conmigo: Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Deuteronomio 31:6
Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos: que Jehová tu Dios es el que va contigo: no te dejará ni te desamparará.

Mateo 28:20
enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado, y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

 

¿Te sientes sol@? Es extraño cómo, a veces, uno puede estar rodeado de personas y aun asi sentirse muy solo. De hecho, incluso puedes sentirte solo entre las personas que te aman; Es posible que no entiendan por lo que estás pasando, al menos no del todo.

Todos queremos amar y ser amados, y eso no tiene nada de malo. De hecho, la capacidad de amar proviene de Dios mismo, un Dios compasivo que se preocupa por ti, conoce el profundo anhelo de amor de tu corazón y puede cumplir ese deseo. La Biblia explica que Dios es amor (1 Juan 4:16), y como nuestro Creador, Él nos transfiere ese amor. Dicho de otra manera, “amamos porque Él nos amó primero” (1 Juan 4:19).

Pero, ¿qué sucede si no hay nadie en tu vida para dar o recibir el tipo de amor que anhelas?

Encontrar a alguien que satisfaga todas nuestras necesidades es inútil porque ningún ser humano puede satisfacer completamente nuestro deseo de amor. Nuestro deseo es algo más profundo, algo que llega a nuestras almas.

Solo la profundidad del amor de Dios puede llenar ese espacio vacío en nuestros corazones. Fuimos creados para estar en relación con Él, y sin una relación, estamos incompletos.

Dios nos ama, y ​​nos ha dado la capacidad de amarlo. Pero esa parte depende de ti.

¿Estás listo para experimentar el amor incondicional e inigualable de un Dios perfecto que sabe todo sobre ti?

Comienza una relación duradera y satisfactoria con Dios hoy.




 

Dios mío, ayúdame no me desampares. Tu eres lo único que tengo, no me dejes sola(o) en este día quiero experimentar tu compañía, lléname con tu gracia y cólmame de tu amor.

Cristo Jesús Salvador de mi historia presente pasada y futura ven a caminar conmigo a mi persona, ami familia, a mi entorno, y cólmame de tu espíritu, Tengo la certeza que quieres concederme este momento de oración para llenarme de tu gracia.

Hoy te pido por mí y los míos la paz, la alegría, la fuerza y la prudencia, la claridad y la sabiduría.

Quiero vivir cada día con optimismo y bondad llevando a todas partes un corazón lleno de comprensión y paz.

Cierra mis oídos a toda falsedad y mis labios a palabras mentirosas, egoístas, mordaces o hirientes.

Abre mi ser a todo lo que es bueno, que mi espíritu se llene sólo de bendiciones y sea capaz de derramarlas a mi paso.

Lléname de bondad y de alegría para que cuantos conviven conmigo o se acerquen a mí encuentren en mi vida un poquito de Ti.

 

Todo te lo pido en tu dulcísimo nombre Señor Jesús, amen.





 "La mañana es el mejor momento para tener un encuentro con Dios. Cuando te despiertas con Dios, su presencia va contigo donde quiera que vayas".

¡Que seas bendecido en tu día!

- Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: Donar

Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado