CITA BIBLICA SALMO 86:

Oración pidiendo la continua misericordia de Dios:

Inclina, oh Señor, tu oído, y escúchame, Porque estoy afligido y menesteroso.

2 Guarda mi alma, porque soy piadoso; Salva tú, oh Dios mío, a tu siervo que en ti confía.

3 Ten misericordia de mí, oh Señor; Porque a ti clamo todo el día.

4 Alegra el alma de tu siervo, Porque a ti, oh Señor, levanto mi alma.

5 Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador, Y grande en misericordia para con todos los que te invocan.

6 Escucha, oh Señor, mi oración, Y está atento a la voz de mis ruegos.

7 En el día de mi angustia te llamaré, Porque tú me respondes.

8 Oh Señor, ninguno hay como tú entre los dioses, Ni obras que igualen tus obras.

9 Todas las naciones que hiciste vendrán y adorarán delante de ti, Señor, Y glorificarán tu nombre.

10 Porque tú eres grande, y hacedor de maravillas; Sólo tú eres Dios.

11 Enséñame, oh Señor, tu camino; caminaré yo en tu verdad; Afirma mi corazón para que tema tu nombre.

12 Te alabaré, oh Señor Dios mío, con todo mi corazón, Y glorificaré tu nombre para siempre.

13 Porque tu misericordia es grande para conmigo, Y has librado mi alma de las profundidades del Seol.

14 Oh Dios, los soberbios se levantaron contra mí, Y conspiración de violentos ha buscado mi vida, Y no te pusieron delante de sí.

15 Mas tú, Señor, Dios misericordioso y clemente, Lento para la ira, y grande en misericordia y verdad,

16 Mírame, y ten misericordia de mí; Da tu poder a tu siervo, Y guarda al hijo de tu sierva.

17 Haz conmigo señal para bien, Y véanla los que me aborrecen, y sean avergonzados; Porque tú, Jehová, me ayudaste y me consolaste


 

ORACION:

Buenos días Señor, gracias por la luz de un nuevo día, gracias por que tu luz ilumina mis pasos, tu luz ilumina mi vida, es maravilloso ver como la noche oscura desaparece lentamente por el resplandor de un nuevo amanecer.

En una analogia con mi vida, que el brillo de tu poder acabe con mis temores, miedos, dudas y todo lo que me aleja de tu presencia, dame humildad para reconocer mis errores y mal proceder, entre ellos:

toda ingratitud Avaricia y la codicia. ...

Envidia. ...

Agresividad...

Venganza y el rencor. ...

Arrogancia. ...

Egoísmo...

Quita toda especie de sombra en mi vida, y no permitas que nada me separe de ti hoy.

Enséñame cómo elegir solo tu camino hoy para que cada paso me lleve más cerca de ti.

Ayúdame a caminar por la Palabra y no por mis sentimientos. Ayúdame a mantener mi corazón puro e indivisible.

Protégeme de mis propios pensamientos, palabras y acciones descuidadas. Evita que me distraiga por MIS deseos, MIS deseos, MIS pensamientos sobre cómo deberían ser las cosas.

Ayúdame a aceptar lo que se presente como una oportunidad ... en lugar de un inconveniente personal. Y finalmente, ayúdame a descansar en la verdad del Salmo 86:13, 'Grande es tu amor hacia mí'.

Ya ves las veces en que me quedaré corto. Pero en este momento, conscientemente abrazo tu amor absoluto en lo más profundo de mi corazón.

Reconozco que tu amor por mí no se basa en mis obras. Me amas, y eso es suficiente. Pero lo más sorprendente es que el Salvador del mundo dio su vida por mi. Señor, ayúdame a recordar para siempre este regalo de infinita luz, amor y misericordia. Amén


 

REFLEXIÓN:

Quien no admite sus errores, se estanca en el proceso de crecimiento espiritual y personal.

Sólo quienes reconocen sus fallas, pueden emprender el camino de corregirlas y dirigirse a nuevos senderos de cambio.

Admitir los errores no es fácil. Generalmente consideramos que todo cuanto hacemos, está bien.

Y ese es un gran error porque apreciamos las cosas desde nuestra perspectiva y los seres humanos tendemos a considerarnos perfectos o al menos, acertados en lo que pensamos o decimos.

Sólo comenzamos a identificar las fallas cuando alguien más nos lleva a reflexionar en las fallas. Usted desea crecer como persona y como creyente. Yo también.

Si le pregunta a alguien a su alrededor, coincidirá con nosotros. La mejor forma de hacerlo es aprendiendo a reconocer nuestros errores y a avanzar en la aplicación de los correctivos necesarios, con ayuda de Dios.


 

Con amor en Cristo,

Tu Consejero Espiritual

"La mañana es el mejor momento para tener un encuentro con Dios. Cuando te despiertas con Dios, su presencia va contigo donde quiera que vayas".
¡Que seas bendecido en tu día!

Sígueme en mis redes sociales: 
               

¿Te encanta este devocional?
Por favor Has Clic aquí y vota: 

- Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: Clic para Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

 
Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado