Luego de una larga jornada, llegas a tu casa cansado lo ultimo que quieres es rendir cuentas de tus actos, cenas, lavas tus dientes y te acuestas a dormir, miras al techo y piensas en aquello que hiciste y no hiciste, en como será el día de mañana, das un último vistazo al celular y te quedas dormido...al día siguiente corres por la casa de un lado para otro buscando la ropa adecuada para irte al trabajo, llegas en la noche y se repite el ciclo.

Volvamos a ese momento donde mirabas al techo, sentías que algo no estaba bien, algo faltaba para que aquella noche fuera diferente...Se trataba talvez de alguien a quien debías llamar, miras tu lista de contactos y no esta...

Al otro día llega la tempestad, sucede algo que sacude tu vida, ahora si enseguida te acuerdas de Dios.



…. Porque me han vuelto la espalda y no el rostro; pero en el tiempo de su angustia dirán: "Levántate y sálvanos".  “Pero, ¿dónde están los dioses que te hiciste? Que se levanten, si pueden salvarte en el tiempo de tu angustia ... Jeremías 2: 27-28



A menudo, descubro que Dios cautiva mis pensamientos cuando estoy en el abismo. Cuando estoy necesitado o desesperado, es fácil correr hacia Dios y clamar a mi Santo Padre. ¿Crees que eso también se aplica para ti? ¿Estás más cerca de Dios en tus días mas oscuros?

NO MÁS EXCUSAS

A veces, el mayor obstáculo para estar en  comunión con Dios es luchar con nuestras propias mentes y eliminar cualquier excusa que tengamos. "No tengo tiempo". "No soy digno." "Estoy tan cansado". "Bla bla bla." Todos tenemos excusas. El mío suele ser que estoy cansado. Seré honesto, ¡pero es una excusa poco convincente! Así que mientras me reto a mí mismo a dejar de poner excusas, ¡voy a desafiarte a ti a hacer lo mismo!

¿Te unes? Busca en Google: 

Recuerda, a Dios le encanta escuchar de nosotros tanto en los buenos como como en los malos tiempos.



Gracias Señor porque eres el Dios todopoderoso que perdona todos nuestros pecados y perdona todas nuestras malas acciones, y solo quiero pedirte perdón por las veces que te he olvidado. Perdóname por las veces que busqué hacer mi propia voluntad antes que la tuya.

Gracias porque he sido lavado por la sangre de Dios que quita el pecado del mundo. Pero Señor, al igual que los discípulos en el aposento alto, necesito que mis "pies" sean lavados por Ti, que mi corazón sea limpiado en el poder del Espíritu Santo y mis pecados sean perdonados - sabiendo que Tú eres un Dios fiel quien está dispuesto a perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.

Perdóname por querer mi propio camino en lugar de buscarte a ti primero en todo. Ayúdame a mirar a Jesús en cada momento del día mientras me preparo para ir a dormir. Gracias porque Tus misericordias son nuevas cada mañana. y gracias por tu gran fidelidad hacia mí y hacia todos los que han confiado en Cristo 

Ayúdame a descansar profundamente esta noche, para que pueda despertar renovado por la mañana y estar listo y equipado para cumplir tu voluntad. Abre mis ojos para verte y mis oídos para escuchar tu voz que me habla y guíame por el camino de la justicia; desde este día en adelante, te pido en el nombre de Jesús:

Amén

 



 

"Terminar el día con una oración es la mejor manera de dejar de lado el estrés y encontrar la paz antes de dejarse llevar por el agobio nocturno. No importa lo que halla pasado hoy, hablar con Dios en la noche renovará tu fe y te ayudará a experimentar el verdadero descanso"

Sígueme en mis redes sociales: 
               

¿Te encanta este devocional?
Por favor Has Clic aquí y vota: 

- Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: Clic para Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

 
Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado