Acción de gracias por la justicia de Dios

Al músico principal; sobre Mut-labén. Salmo de David.

Te alabaré, oh Jehová, con todo mi corazón;
    Contaré todas tus maravillas.

Me alegraré y me regocijaré en ti;
Cantaré a tu nombre, oh Altísimo.

Mis enemigos volvieron atrás;
Cayeron y perecieron delante de ti.

Porque has mantenido mi derecho y mi causa;
Te has sentado en el trono juzgando con justicia.

Reprendiste a las naciones, destruiste al malo,
Borraste el nombre de ellos eternamente y para siempre.

Los enemigos han perecido; han quedado desolados para siempre;
Y las ciudades que derribaste,
Su memoria pereció con ellas.

Pero Jehová permanecerá para siempre;
Ha dispuesto su trono para juicio.

El juzgará al mundo con justicia,
Y a los pueblos con rectitud.

Jehová será refugio del pobre,
Refugio para el tiempo de angustia.

10 En ti confiarán los que conocen tu nombre,
Por cuanto tú, oh Jehová, no desamparaste a los que te buscaron.

11 Cantad a Jehová, que habita en Sion;
Publicad entre los pueblos sus obras.

12 Porque el que demanda la sangre se acordó de ellos;
No se olvidó del clamor de los afligidos.

13 Ten misericordia de mí, Jehová;
Mira mi aflicción que padezco a causa de los que me aborrecen,
Tú que me levantas de las puertas de la muerte,

14 Para que cuente yo todas tus alabanzas
En las puertas de la hija de Sion,
Y me goce en tu salvación.

15 Se hundieron las naciones en el hoyo que hicieron;
En la red que escondieron fue tomado su pie.

16 Jehová se ha hecho conocer en el juicio que ejecutó;
En la obra de sus manos fue enlazado el malo. Higaion. Selah

17 Los malos serán trasladados al Seol,
Todas las gentes que se olvidan de Dios.

18 Porque no para siempre será olvidado el menesteroso,
Ni la esperanza de los pobres perecerá perpetuamente.

19 Levántate, oh Jehová; no se fortalezca el hombre;
Sean juzgadas las naciones delante de ti.

20 Pon, oh Jehová, temor en ellos;
Conozcan las naciones que no son sino hombres. Selah




 

Padre amoroso, gracias porque en Cristo conozco tu nombre, tu carácter y tu gran misericordia, que es derramada con tanta abundancia sobre todos los que confían en el Señor Jesús como Salvador. Oro para que mi corazón pueda buscarte más y más cada día que pasa, y te pido que aumentes en mí un anhelo más profundo de conocerte más y de amarte mejor. En el nombre de Jesús oro, AMEN.

Dios Creador, alabo tu nombre con todo mi corazón. Trabajaré hoy y todos los días para seguir tu palabra. A lo largo del camino, compartiré con otros acerca de sus maravillosas obras.

  • Te damos gracias de todo corazón, Señor; contaremos todas tus maravillas.
  • Nos alegraremos y nos regocijaremos en ti; cantaremos las alabanzas de tu nombre, oh Altísimo.
  • Oramos para que tu Espíritu Santo nos inspire a mirarte en tiempos de problemas.
  • Solo te buscaremos en busca de justicia y liberación.
  • No hay necesidad de que nos angustiemos por la obra de los impíos porque Tu eres "conocido por tus actos de justicia"; los impíos son atrapados por las obras de sus propias manos ".
  • Padre, nunca olvidas a los necesitados, no ignoras el llanto de los afligidos; Tu esperanza nunca perecerá.
  • Tú, Señor, reinas para siempre; has establecido tu trono para juicio. Gobiernas el mundo con justicia y juzgas a los pueblos con equidad.
  • Eres nuestro refugio y nuestra fuerza, confiamos en ti.
  • Contaremos todas tus maravillas, ahora y para siempre.
  • Señor, a su debido tiempo, acuérdate de mí. Que mis expectativas no se queden sin cumplir en el nombre de Jesús.



 

Sígueme en mis redes sociales:

- Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: Clic para Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

 

Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado