Dios libra de la aflicción

107 Alabad a Jehová, porque él es bueno;
    Porque para siempre es su misericordia.

Díganlo los redimidos de Jehová,
Los que ha redimido del poder del enemigo,

Y los ha congregado de las tierras,
Del oriente y del occidente,
Del norte y del sur.

Anduvieron perdidos por el desierto, por la soledad sin camino,
Sin hallar ciudad en donde vivir.

Hambrientos y sedientos,
Su alma desfallecía en ellos.

Entonces clamaron a Jehová en su angustia,
Y los libró de sus aflicciones.

Los dirigió por camino derecho,
Para que viniesen a ciudad habitable.

Alaben la misericordia de Jehová,
Y sus maravillas para con los hijos de los hombres.

Porque sacia al alma menesterosa,
Y llena de bien al alma hambrienta.

10 Algunos moraban en tinieblas y sombra de muerte,
Aprisionados en aflicción y en hierros,

11 Por cuanto fueron rebeldes a las palabras de Jehová,
Y aborrecieron el consejo del Altísimo.

12 Por eso quebrantó con el trabajo sus corazones;
Cayeron, y no hubo quien los ayudase.

13 Luego que clamaron a Jehová en su angustia,
Los libró de sus aflicciones;

14 Los sacó de las tinieblas y de la sombra de muerte,
Y rompió sus prisiones.

15 Alaben la misericordia de Jehová,
Y sus maravillas para con los hijos de los hombres.

16 Porque quebrantó las puertas de bronce,
Y desmenuzó los cerrojos de hierro.

17 Fueron afligidos los insensatos, a causa del camino de su rebelión
Y a causa de sus maldades;

18 Su alma abominó todo alimento,
Y llegaron hasta las puertas de la muerte.

19 Pero clamaron a Jehová en su angustia,
Y los libró de sus aflicciones.

20 Envió su palabra, y los sanó,
Y los libró de su ruina.

21 Alaben la misericordia de Jehová,
Y sus maravillas para con los hijos de los hombres;

22 Ofrezcan sacrificios de alabanza,
Y publiquen sus obras con júbilo.

23 Los que descienden al mar en naves,
Y hacen negocio en las muchas aguas,

24 Ellos han visto las obras de Jehová,
Y sus maravillas en las profundidades.

25 Porque habló, e hizo levantar un viento tempestuoso,
Que encrespa sus ondas.

26 Suben a los cielos, descienden a los abismos;
Sus almas se derriten con el mal.

27 Tiemblan y titubean como ebrios,
Y toda su ciencia es inútil.

28 Entonces claman a Jehová en su angustia,
Y los libra de sus aflicciones.

29 Cambia la tempestad en sosiego,
Y se apaciguan sus ondas.

30 Luego se alegran, porque se apaciguaron;
Y así los guía al puerto que deseaban.

31 Alaben la misericordia de Jehová,
Y sus maravillas para con los hijos de los hombres.

32 Exáltenlo en la congregación del pueblo,
Y en la reunión de ancianos lo alaben.

33 El convierte los ríos en desierto,
Y los manantiales de las aguas en sequedales;

34 La tierra fructífera en estéril,
Por la maldad de los que la habitan.

35 Vuelve el desierto en estanques de aguas,
Y la tierra seca en manantiales.

36 Allí establece a los hambrientos,
Y fundan ciudad en donde vivir.

37 Siembran campos, y plantan viñas,
Y rinden abundante fruto.

38 Los bendice, y se multiplican en gran manera;
Y no disminuye su ganado.

39 Luego son menoscabados y abatidos
A causa de tiranía, de males y congojas.

40 El esparce menosprecio sobre los príncipes,
Y les hace andar perdidos, vagabundos y sin camino.

41 Levanta de la miseria al pobre,
Y hace multiplicar las familias como rebaños de ovejas.

42 Véanlo los rectos, y alégrense,
Y todos los malos cierren su boca.

43 ¿Quién es sabio y guardará estas cosas,
Y entenderá las misericordias de Jehová?




Hoy, consideraremos el Salmo 107, el mensaje versículo por versículo. Este junto con el 106 un salmo algo extenso con 43 versículos en total. El Salmo 107 es un salmo de acción de gracias . Vemos esto desde el principio del salmo hasta el final. El salmista llama a todo el pueblo de Dios y a cuantos han participado de la obra redentora para declarar sus alabanzas.

Este es un llamado para que todos alaben a Dios por su bondad, por su amor y por su inagotable disposición a perdonar. Todos aquellos que alguna vez estuvieron en cautiverio y en la servidumbre del pecado. Les pide que recuerden lo horrible que fue para ellos servir en manos de amos extraños y cómo Dios los liberó.




 Si te encuentras a ti mismo o a alguien en tu círculo en alguna de las situaciones antes mencionadas, ora lo siguiente:

  • Padre celestial, te agradezco porque eres bueno y tu misericordia por mi vida es continua. Gracias porque me redimiste y me liberaste de la esclavitud del pecado que una vez me mantuvo atado. Sea alabado tu nombre en el nombre de Jesús.
  • Señor, te agradezco por lo que hiciste en la vida de tu pueblo en el pasado. Este es un testimonio del hecho de que puedes hacer eso y mucho más en mi vida en el nombre de Jesús.
  • Querido Señor, así como rompiste mis cadenas en el pasado. Te pido que sea cual sea la esclavitud en la que pueda estar sin saberlo en este momento, por tu misericordia corta las cadenas en el nombre de Jesús.
  • En varias ocasiones, se relató en este salmo que tu pueblo clamó a ti y los libraste de sus angustias. Señor, te pido que mientras te invoco hoy, me liberes de todo lo que se presenta como un obstaculo y barrera en mi vida en el nombre de Jesús.



 

Sígueme en mis redes sociales:

Apóyame con tu voto:

- Todos los recursos de nuestro sitio fueron posibles gracias al apoyo financiero de personas como tú. Con tu donativo, contribuirás para seguir proclamando el mensaje de salvación: Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 
Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado