El refugio del justo

Al músico principal. Salmo de David.

11 En Jehová he confiado;
    ¿Cómo decís a mi alma,
    Que escape al monte cual ave?

Porque he aquí, los malos tienden el arco,
Disponen sus saetas sobre la cuerda,
Para asaetear en oculto a los rectos de corazón.

Si fueren destruidos los fundamentos,
¿Qué ha de hacer el justo?

Jehová está en su santo templo;
Jehová tiene en el cielo su trono;
Sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres.

Jehová prueba al justo;
Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece.

Sobre los malos hará llover calamidades;
Fuego, azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos.

Porque Jehová es justo, y ama la justicia;
El hombre recto mirará su rostro.




Padre Celestial, ORANDO A LA LUZ DE ESTE SALMO hay ocasiones en las que me siento abrumado por todo lo que vendrá sobre la tierra en un mundo que odia a Dios y rechaza a Cristo. Que pueda leer, marcar, aprender y permanecer en Tu Palabra para que en Cristo pueda permanecer firme en el día malo, sabiendo que Tú eres mi fundamento y la Roca sobre la cual estoy, una Piedra fundamental eterna, que nunca podrá ser movida porque solo Tú eres Dios.

"Si los cimientos son destruidos, ¿qué pueden hacer los justos?"
( Salmo 11: 3 )

Padre celestial, mi confianza está solo en ti. Mientras veo el inevitable colapso económico, las grandes luchas políticas, los disturbios nacionales e internacionales y un movimiento para proscribir todo lo que es bueno y justo, mis ojos están fijos en Ti y mi confianza en Ti, porque Tú eres mi Defensa, mi Roca y mi Fortaleza - confío en Tu Palabra infalible.

Oh  Señor,  en ti confío; mientras miro alrededor del mundo, estoy consternado. No hay otro lugar en el que pueda depositar mi confianza, excepto en ti.                        

Cuando tengo miedo, confío en ti. Cuando no estoy seguro, confío en ti. Ordeno a mi alma que confíe en ti. Cuando otros se burlan, yo confío en ti. Ayuda a mi incredulidad. Ayúdame a no apartar los ojos de ti cuando el mundo se extravie y las cosas se derrumben.

 

Porque tú, oh Señor,  eres  justo,

Amas la justicia;
Tu rostro contempla a los rectos.

En el nombre de Jesús, oh mi Padre, que pueda glorificar tu nombre y que mi vida este enfocada en Cristo.

En su nombre oro, Amén.




 

Sígueme en mis redes sociales:

¿Te encanta este devocional?
Por favor Has Clic aquí y vota:

- Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: Clic para Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

 

Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado