Tet

65 Bien has hecho con tu siervo,
    Oh Jehová, conforme a tu palabra.

66 Enséñame buen sentido y sabiduría,
Porque tus mandamientos he creído.

67 Antes que fuera yo humillado, descarriado andaba;
Mas ahora guardo tu palabra.

68 Bueno eres tú, y bienhechor;
Enséñame tus estatutos.

69 Contra mí forjaron mentira los soberbios,
Mas yo guardaré de todo corazón tus mandamientos.

70 Se engrosó el corazón de ellos como sebo,
Mas yo en tu ley me he regocijado.

71 Bueno me es haber sido humillado,
Para que aprenda tus estatutos.

72 Mejor me es la ley de tu boca
Que millares de oro y plata.




 "Nadie es bueno excepto Dios". Eso suena tan absoluto, y la razón humana se apresura a objetarlo. Pero Jesús es quien lo dijo, y habló con verdad (Marcos 10:18, Lucas 18:19). Si quieres buscar la bondad, solo la encontrarás en Dios y en todo lo que refleje su naturaleza. El Salmo 119: 65-72 nos impulsa a afirmar que Dios es bueno y hace el bien, y necesitamos que Él nos enseñe acerca de la verdadera bondad.   

Si está comenzando en una relación con Dios, tratando de tener un momento de tranquilidad o buscando orientación en este momento de tu vida, estás en el lugar correcto.

Pasa tus primeros quince minutos del día y otros quince en la noche escuchando a Dios y respondiendo de manera personal. Este podcast te mostrará cómo y te enseñará en un proceso fácil de seguir.

En quince minutos (o menos) escucharás la palabra de Dios, reflexionarás y aprenderás a orar, así como a llevar esa palabra contigo durante el resto del día. ¡Qué manera perfecta de empezar el día o de cerrar la noche!

Estamos escuchando el salmo más largo de la Biblia: el Salmo 119. Estamos escuchando una o dos estrofas a la vez, cada una de las cuales comienza con la misma letra en hebreo, lo que lo convierte en un acróstico en hebreo. El episodio de hoy presenta la novena estrofa ( tet).  

Una palabra se destaca en esta estrofa: la palabra hebrea "tov" es común y significa "bueno". Es la palabra principal en 5 de las 8 líneas de esta estrofa (vv. 65, 66, 68, 71, 72). Incluso en la adversidad y la aflicción podemos hacer de Dios el centro de nuestras vidas.   
  

Si deseas recibir aliento diario adicional, puedes seguirme en todas las redes sociales como: Consejero Espiritual.




 Oremos

Señor, gracias por ser tan bueno. La bondad es innata dentro de ti. Es lo que eres. Me aferro a esta verdad a la luz de este mundo que está girando fuera de control. Cuando pienso en quién eres, me tranquiliza que, de hecho, tus hijos verán la bondad de Dios en esta tierra en la que vivimos.

Ayudanos a caminar por fe y no por vista. Elegimos mantener nuestros ojos enfocados en ti, Señor.

Las pruebas son feroces. Muchas son las aflicciones de los justos, pero Tú, Señor, has prometido librarnos de todas ellas.

¡Gracias porque Tus ojos están puestos en los justos y Tus oídos están atentos a nuestros clamores! Gracias porque el Señor está cerca de los quebrantados de corazón y salva a los abatidos de espíritu. Aunque tengamos muchos problemas, Tú, oh Señor, líbranos de todos ellos.

Tu eres nuestro Dios. Eres soberano, reina supremo sobre toda la tierra. Tu eres nuestra Paz. Y tú eres nuestro Dios que nos ve y lo sabe todo.

¡Bendito sea el Nombre del Señor!

En el nombre de Jesús oro





 

Sígueme en mis redes sociales:

Apóyame con tu voto:

- Todos los recursos de nuestro sitio fueron posibles gracias al apoyo financiero de personas como tú. Con tu donativo, contribuirás para seguir proclamando el mensaje de salvación: Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 
 
Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado