Plegaria ante el peligro de la lengua engañosa

Cántico gradual.

120 A Jehová clamé estando en angustia,
    Y él me respondió.

Libra mi alma, oh Jehová, del labio mentiroso,
Y de la lengua fraudulenta.

¿Qué te dará, o qué te aprovechará,
Oh lengua engañosa?

Agudas saetas de valiente,
Con brasas de enebro.

!!Ay de mí, que moro en Mesec,
Y habito entre las tiendas de Cedar!

Mucho tiempo ha morado mi alma
Con los que aborrecen la paz.

Yo soy pacífico;
Mas ellos, así que hablo, me hacen guerra.




 Pregúntese: "¿Por qué ora?" ¿Oramos por costumbre? ¿Oramos solo porque se nos ha enseñado que oramos antes de comer o cuando nos vamos a la cama?

Orar es hablar con Dios. Puede ser en público o en privado. Puede ser mientras caminamos o conducimos o en la cama por la noche. La oración puede ser una petición o acción de gracias. Puede ser para nuestras propias necesidades o de otros.

Elí pensó que Ana estaba borracha porque parecía estar hablando sola. La verdad es que ella estaba derramando su corazón ante Dios y pidiendo un hijo. No estaba borracha, de hecho no podría haber estado más sobria que en ese momento. Quería un hijo y no había podido concebir y sabía que solo Dios podía ayudarla, por lo que estaba en una conversación profunda con él. Él escuchó y respondió su oración.

El salmista dijo que oró porque el Señor le respondió. No dijo “si” respondería o “tal vez” oirá. No tenía ninguna duda de que Dios escucharía su súplica y le respondería. Debemos orar con la misma convicción en nuestro corazón hoy para que Dios nos responda.

Jesús oró con regularidad. Oró cuando las cosas iban bien y cuando parecía que todo se había derrumbado. Oraba cuando necesitaba tomar decisiones. Oraba cuando estaba cansado, cuando estaba solo, y con otros. 




Oremos:

Oh Dios, ayúdame a orar más. Dame un corazón de acción de gracias que no se pueda reprimir, sino que se te dé como alabanza. Ayúdame a saber que te preocupas por mí y mis problemas. Gracias por responder a tantas oraciones en el pasado. Es un gran honor y privilegio poder hablar contigo, saber que escuchas y saber que responderás con lo mejor para mí en cada ocasión. Guárdame de ser egoísta en mis oraciones y en mi vida. Úsame para tu bien y tu gloria. Esté con aquellos que están luchando y sufriendo. Oro en el nombre de Jesús. Amen.




 

- Todos los recursos de nuestro sitio fueron posibles gracias al apoyo financiero de personas como tú. Con tu donativo, contribuirás para seguir proclamando el mensaje de salvación. Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: Por favor Has Clic aquí y has tu donativo

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.enunciemos Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 
Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado