Plegaria pidiendo vindicación y liberación

43 Júzgame, oh Dios, y defiende mi causa;
    Líbrame de gente impía, y del hombre engañoso e inicuo.

Pues que tú eres el Dios de mi fortaleza, ¿por qué me has desechado?
¿Por qué andaré enlutado por la opresión del enemigo?

Envía tu luz y tu verdad; éstas me guiarán;
Me conducirán a tu santo monte,
Y a tus moradas.

Entraré al altar de Dios,
Al Dios de mi alegría y de mi gozo;
Y te alabaré con arpa, oh Dios, Dios mío.

¿Por qué te abates, oh alma mía,
Y por qué te turbas dentro de mí?
Espera en Dios; porque aún he de alabarle,
Salvación mía y Dios mío.




Padre celestial, gracias por las palabras de sabiduría del salmista que corrio hacia ti en tiempos de angustia y encontró en ti su inmenso gozo. Gracias porque eres el gozo de mi salvación y la fuerza de mi corazón. Enciende en mi corazón una fe que se aferra a mi esperanza en Ti, y oro para que las pruebas que enfrento hoy sean alimento del que se alimente mi confianza en Ti para el mañana. Que nunca olvide que Tu gracia es suficiente y se perfecciona en mi debilidad. Ayúdame a avivar mi fe, incluso cuando esté oprimido y desanimado. Gracias en el nombre de Jesús, AMEN.




 

Sígueme en mis redes sociales:

Apóyame con tu voto:

- Todos los recursos de nuestro sitio fueron posibles gracias al apoyo financiero de personas como usted. Con su donativo, contribuirá para seguir proclamando el mensaje con contenido bíblico de alta calidad. Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

 
Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado