Dios, el Rey de toda la tierra

Al músico principal. Salmo de los hijos de Coré.

47 Pueblos todos, batid las manos;
    Aclamad a Dios con voz de júbilo.

Porque Jehová el Altísimo es temible;
Rey grande sobre toda la tierra.

El someterá a los pueblos debajo de nosotros,
Y a las naciones debajo de nuestros pies.

El nos elegirá nuestras heredades;
La hermosura de Jacob, al cual amó. Selah

Subió Dios con júbilo,
Jehová con sonido de trompeta.

Cantad a Dios, cantad;
Cantad a nuestro Rey, cantad;

Porque Dios es el Rey de toda la tierra;
Cantad con inteligencia.

Reinó Dios sobre las naciones;
Se sentó Dios sobre su santo trono.

Los príncipes de los pueblos se reunieron
Como pueblo del Dios de Abraham;

10 Porque de Dios son los escudos de la tierra;
El es muy exaltado.




 

“Querido Preciosísimo Padre Celestial,

“¡Oh, cómo está mi corazón lleno de gozo y alegría de que Tú, Dios mío, eres el gran Rey de toda la tierra! Que solo Tú sometes a las naciones bajo Tu autoridad y nadie o nada podrá jamás derrotarte. Gracias porque escogiste mi herencia por medio de Cristo Jesús. Una herencia que nunca puede perecer, estropearse ni desvanecerse, guardada en el cielo para mí tal como lo prometiste a causa de tu amor inagotable. ¡Es por la verdad de esta promesa que mi boca para siempre cantará alabanzas a Ti, mi Dios y Rey!

“Aunque estos días están llenos de oscuridad, confusión y falta de sabiduría, cuán agradecido y reconfortante es saber que eres Rey de toda la tierra, que reinas sobre las naciones y que estás sentado en tu santo trono. establecido firmemente.

“Que nosotros, como tus hijos, recordemos someternos humildemente a Ti mientras nos reunimos para orar y recordarnos que todos los gobernantes de la tierra te pertenecen y que colocas en puestos de autoridad a quien elijas, de modo que ¡Sea muy exaltado!

"En el nombre de Jesús, amén".

 

Espíritu Santo, llénanos hoy con tu amorosa presencia, para que cantemos las alabanzas de Dios con corazones de gozo. Que otros vengan a ver nuestro regocijo diario en Dios nuestro Salvador, y den gloria a Jesucristo nuestro Señor. Padre Celestial, oramos por Tu gran fuerza y ​​sabiduría para protegernos todos los días. Como rey soberano y gobernante de todas las naciones, ayúdanos a defender lo que es correcto y verdadero. Danos una mejor comprensión de las Escrituras, para que siempre podamos dar buenas razones de la fe que nos salva y nos sostiene, incluso mientras oramos en el santo nombre de Jesús: “Padre nuestro. . . "

 

Sígueme en mis redes sociales:

Apóyame con tu voto:

- Todos los recursos de nuestro sitio fueron posibles gracias al apoyo financiero de personas como usted. Con su donativo, contribuirá para seguir proclamando el mensaje con contenido bíblico de alta calidad. Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

 
Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado