Hermosura y gloria de Sion

Cántico. Salmo de los hijos de Coré.

48 Grande es Jehová, y digno de ser en gran manera alabado
    En la ciudad de nuestro Dios, en su monte santo.

Hermosa provincia, el gozo de toda la tierra,
Es el monte de Sion, a los lados del norte,
La ciudad del gran Rey.

En sus palacios Dios es conocido por refugio.

Porque he aquí los reyes de la tierra se reunieron;
Pasaron todos.

Y viéndola ellos así, se maravillaron,
Se turbaron, se apresuraron a huir.

Les tomó allí temblor;
Dolor como de mujer que da a luz.

Con viento solano
Quiebras tú las naves de Tarsis.

Como lo oímos, así lo hemos visto
En la ciudad de Jehová de los ejércitos, en la ciudad de nuestro Dios;
La afirmará Dios para siempre. Selah

Nos acordamos de tu misericordia, oh Dios,
En medio de tu templo.

10 Conforme a tu nombre, oh Dios,
Así es tu loor hasta los fines de la tierra;
De justicia está llena tu diestra.

11 Se alegrará el monte de Sion;
Se gozarán las hijas de Judá
Por tus juicios.

12 Andad alrededor de Sion, y rodeadla;
Contad sus torres.

13 Considerad atentamente su antemuro,
Mirad sus palacios;
Para que lo contéis a la generación venidera.

14 Porque este Dios es Dios nuestro eternamente y para siempre;
El nos guiará aun más allá de la muerte.




Gracias Padre porque eres mi Dios y gracias por amarme lo suficiente como para enviar a tu Hijo, Jesucristo, a morir en la cruz por mí. Gracias porque estás conmigo en todas las circunstancias de la vida y has prometido estar conmigo por los siglos de los siglos ...

Señor Dios, queremos alabarte por todo lo que nos has dado. Eres grande y digno de alabanza. Eres nuestra fortaleza y te alabamos por tu amor sin fin. Ayúdanos a reflejar este amor a los demás y confiar plenamente en ti como nuestra única protección. Sin ti, no podemos hacer nada. Ayúdanos a meditar en tu amor y llegar a comprender y amar tu palabra. 
 
 
Oh Dios, eres digno de recibir nuestra alabanza y adoración. Como el único gran Rey del universo, usas Tu poder para bendecir a Tu pueblo. Padre Celestial, confesamos que somos indignos de recibir Tus muchas bendiciones, pero Tú extiendes Tu gracia hacia nosotros y nos ofreces perdón. Muestras tu amor por nosotros a través de Jesucristo, tu único Hijo. Él vino a la tierra para que pudiéramos ver y recibir Tu profundo amor por nosotros, un amor sacrificado que lo llevó a abrazar la cruz por nosotros. Oramos para que nos limpies de toda maldad y nos llenes de tu Santo Espíritu, para que podamos vivir una vida digna de ser llamados tus hijos, así como oramos en el santo nombre de Jesús: AMEN. 
 
La confianza y seguridad que brota de un
entorno seguro y bien protegido nos permitirá decir con
seguridad: Grande es el Señor y sumamente digno de alabanza.


 

Sígueme en mis redes sociales:

Apóyame con tu voto:

- Todos los recursos de nuestro sitio fueron posibles gracias al apoyo financiero de personas como usted. Con su donativo, contribuirá para seguir proclamando el mensaje con contenido bíblico de alta calidad. Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

 
Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado