Lectura Bíblica: Salmos 63

Oración de un alma sedienta de Dios

Dios, Dios mío eres tú;
    De madrugada te buscaré;
    Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela,
    En tierra seca y árida donde no hay aguas,

Para ver tu poder y tu gloria,
Así como te he mirado en el santuario.

Porque mejor es tu misericordia que la vida;
Mis labios te alabarán.

Así te bendeciré en mi vida;
En tu nombre alzaré mis manos.

Como de meollo y de grosura será saciada mi alma,
Y con labios de júbilo te alabará mi boca,

Cuando me acuerde de ti en mi lecho,
Cuando medite en ti en las vigilias de la noche.

Porque has sido mi socorro,
Y así en la sombra de tus alas me regocijaré.

Está mi alma apegada a ti;
Tu diestra me ha sostenido.

Pero los que para destrucción buscaron mi alma
Caerán en los sitios bajos de la tierra.

10 Los destruirán a filo de espada;
Serán porción de los chacales.

11 Pero el rey se alegrará en Dios;
Será alabado cualquiera que jura por él;
Porque la boca de los que hablan mentira será cerrada.



Oración:

"Querido Señor, Me entrego enteramente a ti hoy, 

te doy mis manos para que hagas Tu trabajo; Te doy mis pies para seguir tu camino; 

Te entrego mis ojos para ver lo que ves; Te doy mi lengua para hablar Tus palabras; 

Te concedo mi mente para que pueda pensar en mí; 

Te doy mi enojo para que lo conviertas en paciencia,

Te doy mis miedos para que los tomes y me des paz y calma,

Te entrego mis preocupaciones y tristezas, conviértelas en alegría,

Te entrego mi familia, cúbrelas con tu preciosa sangre,

Te doy mi espíritu para que obres en mí. 

Sobre todo, te entrego mi corazón para que puedas hacer tu voluntad:

Que yo pueda amarte y hacer tu voluntad. 

Te doy todo mi ser, Señor, para que tu luz y resplandor me guíe, para que seas Tú quien vive, hoy y siempre en mí. Amén."



Reflexión:

Un hombre desesperado por la presencia de Dios, este es el cuadro que nos presenta el Salmo 63.

Hoy más que nunca necesitamos ver a Dios manifestado en nuestras vidas. 

Que el Señor nos ayude a tener esa sed que el salmista demuestra para así atraer bendición y paz en nuestro viaje por la vida.



Con amor en Cristo,

Tu Consejero Espiritual

"La mañana es el mejor momento para tener un encuentro con Dios. Cuando te despiertas con Dios, su presencia va contigo donde quiera que vayas".
¡Que seas bendecido en tu día!

Sígueme en mis redes sociales: 
               

¿Te encanta este devocional?
Por favor Has Clic aquí y vota: 

- Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: Clic para Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

 
Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado