Alabanza por los hechos poderosos de Dios

Al músico principal. Cántico. Salmo.

66  Aclamad a Dios con alegría, toda la tierra.

Cantad la gloria de su nombre;
Poned gloria en su alabanza.

Decid a Dios: !!Cuán asombrosas son tus obras!
Por la grandeza de tu poder se someterán a ti tus enemigos.

Toda la tierra te adorará,
Y cantará a ti;
Cantarán a tu nombre. Selah

Venid, y ved las obras de Dios,
Temible en hechos sobre los hijos de los hombres.

Volvió el mar en seco;
Por el río pasaron a pie;
Allí en él nos alegramos.

El señorea con su poder para siempre;
Sus ojos atalayan sobre las naciones;
Los rebeldes no serán enaltecidos. Selah

Bendecid, pueblos, a nuestro Dios,
Y haced oír la voz de su alabanza.

El es quien preservó la vida a nuestra alma,
Y no permitió que nuestros pies resbalasen.

10 Porque tú nos probaste, oh Dios;
Nos ensayaste como se afina la plata.

11 Nos metiste en la red;
Pusiste sobre nuestros lomos pesada carga.

12 Hiciste cabalgar hombres sobre nuestra cabeza;
Pasamos por el fuego y por el agua,
Y nos sacaste a abundancia.

13 Entraré en tu casa con holocaustos;
Te pagaré mis votos,

14 Que pronunciaron mis labios
Y habló mi boca, cuando estaba angustiado.

15 Holocaustos de animales engordados te ofreceré,
Con sahumerio de carneros;
Te ofreceré en sacrificio bueyes y machos cabríos. Selah

16 Venid, oíd todos los que teméis a Dios,
Y contaré lo que ha hecho a mi alma.

17 A él clamé con mi boca,
Y fue exaltado con mi lengua.

18 Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad,
El Señor no me habría escuchado.

19 Mas ciertamente me escuchó Dios;
Atendió a la voz de mi súplica.

20 Bendito sea Dios,
Que no echó de sí mi oración, ni de mí su misericordia.




Orar a través de las Escrituras es una excelente manera de abordar la oración y enfocarnos en cosas que a veces descuidamos. Tenemos la seguridad de orar de acuerdo con la voluntad de Dios y puede actuar como una especie de hoja de ruta para nuestras oraciones. Orar a través de las Escrituras tiene el beneficio adicional de que nos hace ralentizar nuestra lectura de la Biblia y enfocarnos en cada versículo individualmente, y detallamos cómo podemos aplicarlo en nuestras vidas.



Padre amoroso, alzo mi voz en alabanza a tu glorioso nombre, porque solo tú eres digno, solo tú eres el Señor todopoderoso; me salvaste del abismo y pusiste mis pies sobre la Roca.

Padre Celestial, cuánto te alabo y agradezco por las maravillosas obras de tu mano y las maravillas que has hecho por mí. Gracias porque Jesús vino a redimirme y a morir en mi lugar, para que pudiera resucitar a una vida nueva y vivir contigo en las edades eternas por venir. Cuán maravillosas son tus obras y cuán grande es tu poder. Toda la tierra te adorará y cantará alabanzas a tu santo nombre, porque solo tú eres digno de nuestra honra y acción de gracias, nuestra adoración y alabanza.

Padre Celestial, elijo bendecirte y darte gracias. Solo tú eres digno de mi alabanza. Solo tú eres fiel y justo. Hoy confío en ti con todo lo que soy, sabiendo que tienes cosas buenas reservadas para mí. En el nombre de Jesus. Amén. Salmo 66: 8




 

Sígueme en mis redes sociales:

Apóyame con tu voto:

- Todos los recursos de nuestro sitio fueron posibles gracias al apoyo financiero de personas como usted. Con su donativo, contribuirá para seguir proclamando el mensaje con contenido bíblico de alta calidad. Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

 
Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado