Amonestación contra los juicios injustos

Salmo de Asaf.

82 Dios está en la reunión de los dioses;
    En medio de los dioses juzga.

¿Hasta cuándo juzgaréis injustamente,
Y aceptaréis las personas de los impíos? Selah

Defended al débil y al huérfano;
Haced justicia al afligido y al menesteroso.

Librad al afligido y al necesitado;
Libradlo de mano de los impíos.

No saben, no entienden,
Andan en tinieblas;
Tiemblan todos los cimientos de la tierra.

Yo dije: Vosotros sois dioses,
Y todos vosotros hijos del Altísimo;

Pero como hombres moriréis,
Y como cualquiera de los príncipes caeréis.

Levántate, oh Dios, juzga la tierra;
Porque tú heredarás todas las naciones.




Me encantan los Salmos, me encanta cómo se refieren a todo tipo de cosas que atravesamos en este mundo, y particularmente en tiempos difíciles, solo para ver la forma en que la palabra de Dios habla poderosamente justo donde estamos. Y me encantó leer los Salmos durante las último año a medida que esta pandemia se ha extendido y simplemente ver la suficiencia de la palabra de Dios todos los días. Y así, por el momento, hemos tenido la oportunidad de viajar en la gloria de Dios  a travez de diferentes Salmos cada día, comenzando con el Salmo 01.

Hoy meditamos en el Salmo 82 y nos damos cuenta de que Dios es el que rescata al débil y Dios es el que ayuda al necesitado y Dios es el que libera al afligido y al desamparado. Dios es el Padre de los huérfanos. 




hoy vamos a orar el Salmo 82 versículos tres y cuatro y mientras reflexionamos para vernos a nosotros mismos como necesitados, clamando a Dios y al mismo tiempo interceder por los débiles, los afligidos y los desamparados que nos rodean...

¿Qué cosa más valiosa podríamos hacer ahora mismo para contigo oh Dios, sino es venir ante ti?. Dios, te alabamos porque estás en tu trono, en tu poder, en tu soberanía, no estás lejos de nosotros, eres el defensor de los débiles y el padre de los huérfanos y la ayuda de los afligidos y los desamparados. Te glorificamos. Te alabamos, Dios, por venir a nosotros en la persona de Jesús, por vivir entre nosotros, por sanar a los enfermos, por resucitar a los muertos. 

Señor, sabemos y somos consientes que ninguno de nosotros tiene la suficiencia, no tenemos aliento, sin tu sustento y tus provisiones. Por esto, Dios, te vemos como un pueblo necesitado en este momento y oramos. Oramos en nombre de los que están enfermos en este momento, por aquellos que están físicamente débiles debido a este virus. Oramos por tu ayuda para ellos. Dios, oramos por las personas que conocemos, por favor ayúdalos en sus debilidades. Dios, oramos por las personas y los países de todo el mundo donde hay tanta necesidad y, en particular, por los lugares donde no hay mucho acceso a la atención médica. Dios, por favor, por favor provee, por favor ayuda, Dios. Solo oramos por la difusión de tu misericordia y tu ayuda, tu defensa, tu provisión, tal como habla el Salmo 82.

Y te alabamos por este privilegio, Dios, de que podamos acudir directamente a ti a través de Jesús en este momento y pedir estas cosas en nuestras propias vidas y en nombre de quienes nos rodean para que el Salmo 82 nos impulse a interceder por los débiles y los huérfanos. Oro por los afligidos, los desamparados, los débiles y los necesitados. Que todos te miren y encuentren en ti toda la provisión que necesitan. En el nombre de Jesús nuestro salvador oramos. Amén.




 

Sígueme en mis redes sociales:

Apóyame con tu voto:

- Todos los recursos de nuestro sitio fueron posibles gracias al apoyo financiero de personas como usted. Con su donativo, contribuirá para seguir proclamando el mensaje con contenido bíblico de alta calidad. Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

 
Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado