LECTURA BÍBLICA:

Salmos 96 Cántico de alabanza

Canten al SEÑOR; bendigan su nombre.
Anuncien de día en día su salvación.
Cuenten entre las naciones su gloria, entre todos los pueblos sus maravillas;
porque grande es el SEÑOR
y digno de suprema alabanza.
Él es temible sobre todos los dioses;
porque todos los dioses de los pueblos son ídolos
pero el SEÑOR hizo los cielos.
Gloria y esplendor hay delante de él; poder y hermosura hay en su santuario.
Den al SEÑOR, oh familias
de pueblos,
den al SEÑOR la gloria y el poder.
Den al SEÑOR la gloria debida
a su nombre;
traigan ofrendas y vengan a sus atrios;
adoren al SEÑOR en la hermosura
de la santidad;
tiemble ante su presencia
toda la tierra.
10 Digan entre las naciones:
“¡El SEÑOR reina!
Ciertamente ha afirmado el mundo
y no será movido.
Juzgará a los pueblos con rectitud”.
11 ¡Alégrense los cielos, y gócese
la tierra!
¡Ruja el mar y su plenitud!
12 ¡Regocíjese el campo
y todo lo que hay en él!
Entonces cantarán con júbilo todos los árboles del bosque
13 delante del SEÑOR, pues él viene. Porque él viene para juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia
y a los pueblos con su verdad. 




ORACIÓN:

Padre celestial, como lo dice el salmo 96, solo Tú eres digno de toda adoración y alabanza, por que solo tu lo mereces,  y pido que las palabras de mi boca y las meditaciones de mi corazón puedan honrarte y agradarte a lo largo de este día, porque eres un Dios grande y fiel. 

Gracias porque, en Cristo, puedo venir ante tu trono de gracia dondequiera que esté y no importa la hora que sea ... porque en Él puedo ofrecerte mis oraciones y súplicas, sabiendo que Cristo da su vida por mí para que pueda poner mi vida delante de ti, en santidad y justicia todos mis días. 

Señor, quiero ser la persona que quieres que sea y te agradezco que tu fidelidad sea nueva, fresca y renovada. Pido que, a través de Cristo, pueda vivir los eventos de mi vida con tu bendición y paternal cuidado, de una manera que sea aceptable para usted.

Gracias por las muchas promesas fieles y verdaderas que me has dado a mí y a cada uno de tus hijos. Guíame a toda verdad hoy y permíteme caminar por el camino de la justicia para tu alabanza y tu gloria, en el nombre de Jesús te pido:

has tu pedido de oración: has clic aquí y diligencia el formulario

Amén 




REFLEXIÓN:

 

Un juez se sienta en el banco, vestido de negro, martillo en mano. El publico en el recinto en silencio y los abogados generan mas tensión, se esta emitiendo una acusación en tu contra. No tienes poder ¿como te sentirias? , nervioso, impresionado o un poco de ambas?

Cuando escuchamos el término juez, es probable que evocemos en nuestras mentes una escena similar a la detallada anteriormente. Es probable que sintamos algunas de esas emociones. Algunos cuando escuchan de Dios piensan  en un "juez",. Sin embargo, para el que cree en el Juez justo sentado en el cielo, lo contrario es cierto; el creyente se inclina hacia adelante para protegerse en lugar de retroceder ante el miedo.

La oración de alabanza en el Salmo 96 pinta este cuadro, temido pero también adorado. Dios, Él debe ser adorado. Él debe ser honrado. Él debe ser venerado.

Mientras lees los 13 versículos que componen este Salmo, contempla las descripciones, y acércate a Dios con amor y devoción. Permítase alabarle libremente y derramar su vida honestamente ante él. Considera estos temas del pasaje como una guía para tu oración:

 

  • Canten alabanzas al Señor (tal vez su oración debe ser cantada) ( Salmo 96: 1-2 )
  • Descansa en su fuerza, disfruta de su esplendor, adóralo con humildad ( Salmo 96: 6-9 )
  • Proclame su gobierno soberano sobre la tierra y su preocupación por todas las personas ( Salmo 96:10 )
  • Considere las cosas creadas que lo alaban y únase a ellas en alabanza (Salmo 96: 11-12)
  • Regocíjate en su juicio justo y su fidelidad (Salmo 96:13)

 

Soy capaz de acercarme a Dios en oración con más humildad cuando reconozco que Él es Dios soberano.

En las pruebas y el dolor alaba a Dios, no importa cuan difícil sea lo que estas pasando Dios no se olvido de ti.

¡Que Dios sea alabado en nuestras oraciones y en nuestras vidas!




Con amor en Cristo,

Tu Consejero Espiritual

"La mañana es el mejor momento para tener un encuentro con Dios. Cuando te despiertas con Dios, su presencia va contigo donde quiera que vayas".
¡Que seas bendecido en tu día!

Sígueme en mis redes sociales: 
               

¿Te encanta este devocional?
Por favor Has Clic aquí y vota: 

- Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: Clic para Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales"

 
Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado