No es fácil adquirir el hábito de la oración, especialmente cuando la vida es tan ocupada y llena de distracciones y listas de tareas pendientes.

Y sin embargo, es vital. Pasar tiempo con Dios en oración es esencial para seguir creciendo en nuestra fe cristiana y acercarnos más a Dios. 

Afortunadamente, la oración no tiene por qué ser una tarea prolongada. Para muchos de nosotros, las oraciones cortas intercaladas a menudo a lo largo del día pueden ser mejores. 

Después de todo, la Biblia dice que debemos orar sin cesar (1 Tesalonicenses 5:17). Si estas en una relacion afectiva o sentimental he creado una colección de oraciones.  Úselos como una guía para comenzar su oración matutina, o utilícelos en su totalidad palabra por palabra. 

No importa cómo lo haga, Dios lo bendecirá a usted y a su matrimonio o noviazgo por su fidelidad en la oración: Querido Dios,  Por favor, conceda a mi conyugue su guía en todo lo que hace. Esté con él mientras toma decisiones, tanto grandes como pequeñas, y ayúdelo a sentir que su mano lidera su vida. 

Dale la confianza para tomar decisiones piadosas y tratar de hacer tu voluntad en todo. Si él está luchando con un problema específico, por favor bendícelo y haga que su camino sea recto y prospero. Ayúdalo/a a recordar que su fuerza y ​​su gracia vienen de ti. Ayúdanos a todos a recordar que todos nuestros buenos dones provienen de ti, Padre Celestial. 

Cuando se sienta débil, recuérdele su amor y su apoyo, y ayúdelo a recordar también mi amor y apoyo por él. Ayúdame a ser la ayuda idónea que él necesita que sea. Amén

Compartir es bendecir
Pin It