¿Algo en tu vida parece estar fuera de control? Si es así, es hora de dejar que Dios se haga cargo. Ya sea un tema emocional, un bloqueo mental, un problema físico o un problema sentimental, la solución para cada uno es la misma:

¡Déjalo ir! Deja que Dios se encargue de todo!


Tal vez se sienta cargado de responsabilidad ya que usted es quien generalmente se hace cargo del hogar, los negocios o los asuntos familiares. Comience ahora a liberar su carga aceptando que la forma más efectiva de solucionarlo es dejando que Dios este al mando. Independientemente de la situación, Dios revelará las respuestas y le mostrará el camino.

Puede comenzar con este proceso ahora mismo, llevando esta idea a lo profundo de su corazón:

Repita esta frase: 
Estoy dispuesto/a a dejarlo en las manos de Dios para que él se encargue de todo


Ahora relaje su cuerpo tanto como pueda y afirme en voz baja: 

Reconozco que hay una presencia y un poder más allá de mi comprensión, listo para trabajar a mi favor. 


Sé que no puedo hacer nada, 
 pero con Dios todo es posible. 
Estoy dispuesto/a a dejarlo en las manos de Dios

 

La sabiduría infinita de Dios está disponible para usted en este momento. La guía y dirección de Dios están a la su disposición. No existe un hábito de ansiedad, ni un sentimiento demasiado grande de pérdida o duda que puedan superar el poder y amor de Dios. 

Cuando empiece a dejar de controlar los desafíos por usted mismo/a, recuerde que esto no significa que usted está omitiendo su parte en el proceso. Por el contrario, significa que enfrenta valientemente los desafíos con una nueva conciencia de su asociación con Dios y la presencia y el poder de Dios dentro de usted. 

Significa que estás comenzando a aceptar que puedes manejar lo que sea que enfrentes debido a la base sólida del espíritu de Dios dentro de ti.


Recuérdate a ti mismo/a en silencio, una y otra vez: 


Estoy dispuesto/a a dejarlo en las manos de Dios para que él se encargue de todo

 


Si hay alguna acción que tomar, alguna palabra para hablar, alguna verdad, será revelada a través de la guía de Dios. 

Descubrirás que no estás solo o sola, que la sabiduría de Dios está complementando tu crecimiento y entendimiento espiritual, que el amor de Dios está continuamente obrando para tu bien. 

Si las dudas persisten, responda a cada pensamiento o sentimiento negativo con la misma afirmación silenciosa: Estoy dispuesto a dejarlo en las manos de Dios para que él se encargue de todo. 


Comienza ahora mismo a soltarlo y deja que Dios se encargue de todo. Al hacerlo, estás haciendo espacio en tu corazón para que la presencia y el poder del Creador se manifiesten en tu vida. Dios sabe todo lo que has experimentado y anhela ayudarte a recibir lo mejor en tu mente, cuerpo y vida.


SALMOS 55:22

 
Deja tus pesares en las manos del Señor, y el Señor te mantendrá firme; el Señor no deja a sus fieles caídos para siempre.

 

 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado