Amiga, no te conozco, no sé tu nombre, ni desde donde estás leyendo esto, ni mucho menos la situación por la que estés pasando, pero quiero decirte algo, a ti que estás a punto de recibir estas palabras:

Tú eres una mujer de Dios,  lo puedo sentir aun a la distancia  y además lo sé porque la palabra de Dios lo dice.  Jesús te ha escogido a ti  con un propósito poderoso. (Sí, a ti, ¿Por qué lo dudas?)

¿Sabes? he aprendido, que Las mujeres son fuente de vida, de amor, las mujeres son maravillosas  golpeadas, menospreciadas, ultrajadas, engañadas a través del tiempo porque hay alguien que se opone a verlas realizadas y felices.

¿Sabías tú que existe  un personaje siniestro, tu  enemigo espiritual, que te  quiere ver siempre por los suelos? ¿quieres saber por qué? porque tú le puedes hacer mucho daño al reino del mal, muchísimo daño; imagínate, tú, una mujer que sabe, entiende  que es una hija del todopoderoso, llena del espíritu de amor, poder, y dominio propio, tomando el lugar que le corresponde en este mundo, gritando un “ya basta”, a las dudas, al temor, al abuso y te mires al espejo y digas: Dios me ha hecho inteligente, bonita, fuerte, valiente, santa, ¡soy vencedora en Jesús!

Ponte a pensar, una mujer como tu educando a sus hijos varones, enseñándoles respeto hacia los demás, especialmente hacia las damas, a ser trabajadores, educados, responsables, limpios, alegres, a obedecer a Jesús. Enseñando a tus hijas a no conformarse a este mundo sino a buscar ese lugar prominente que Dios tiene para ellas, a ya no soportar más ningún tipo de abuso cruel y violento.

Yo oro para que Dios  obre en tu vida, quitando malos recuerdos, todo abuso verbal o físico, toda palabra que haya dejado cicatrices en tu alma. Y te despierte a la realidad de lo que TU SI ERES: Una mujer sabia y valiente con un corazón de guerrera, que no le teme a ningún argumento que en tu vida se oponga a la voluntad de Dios

Amiga, tú estas lavada y sellada con la sangre de Jesús y Dios está levantando hoy tu ánimo, sanando tus emociones, ungiéndote con poder de lo alto, abriéndote los ojos para que entiendas que tú eres el medio que Dios está usando para transformar este mundo.

Una nueva generación de hombres y mujeres valientes está creciendo en este momento dentro de nuestros mismos hogares. Lo estamos viendo con nuestros propios ojos: son tus hijos, los míos, y esto está sucediendo porque estamos tomando el reto de educarlos para que conozcan a Dios, y desarrollen todo el potencial que en hay en ellos  para ser de bendición a sus familias, a sus amigos, y al mundo entero.

El mundo ha querido humillarte, pero hoy Dios te dice: “…eres preciosa a mis ojos, eres estimada, y yo te amo… No temas, que yo estoy contigo …”   Isaías 43:4

Mujer no desmayes, no desesperes, Dios te ama, Dios esta contigo, sigue caminando:

Dios te dice: levántate… ¡Eres preciosa para mi!

Recuérdalotodos los días, una palabra de fortaleza para ti. Compartelo

Con aprecio en Cristo,

Consejero Espiritual

 

Sígueme en mis redes sociales:

Consejero en Facebook

Consejero en Instagram

Consejero en Youtube

Consejero en Google + 

Consejero en Twitter

Pedidos de oración

Donaciones

 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado