Jesucristo, viajaste por pueblos y aldeas "curando cada enfermedad y dolencia". A tus órdenes, los enfermos fueron sanados. Ven en nuestra ayuda ahora, en medio de la propagación global del coronavirus, para que podamos experimentar tu amor curativo.

Sana a los que están enfermos con el virus. Que puedan recuperar su fuerza y ​​salud a través de una atención médica de calidad.

Curanos de nuestro miedo, no permitas que el pánico inunde nuestras mentes y que solo tu paz gobierne en nuestras vidas, que podamos trabajar unidos con sabiduría en pro de minimizar los riesgos de esta problemática, que las naciones trabajen juntas y los vecinos se ayuden unos a otros.

Jesucristo, el medico de medicos, permanece a nuestro lado en este momento de incertidumbre.

 

Quedate con los médicos, enfermeras, investigadores y todos los profesionales médicos que buscan sanar y ayudar a los afectados y que se ponen en riesgo en el proceso. Que experimenten tu protección y paz.

Quedate con los líderes de todas las naciones. Bríndales la previsión de actuar con caridad y una verdadera preocupación por el bienestar de las personas a las que deben servir. Dales la sabiduría para desarrollar soluciones que ayudarán a prevenir.

Ya sea que estemos en casa o en el extranjero, rodeados de muchas personas que padecen esta enfermedad o solo unos pocos, Jesucristo, quédate con nosotros mientras aguantamos, persistimos y nos preparamos.

 

En el nombre de Jesús, Amen

Clic en siguiente para ir a una oración más personal

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado