Salmos 6 Reina-Valera 1960

Oración pidiendo misericordia en tiempo de prueba Al músico principal; en Neginot, sobre Seminit.

Salmo de David.

Jehová, no me reprendas en tu enojo, Ni me castigues con tu ira.

2 Ten misericordia de mí, oh Jehová, porque estoy enfermo; Sáname, oh Jehová, porque mis huesos se estremecen.

3 Mi alma también está muy turbada; Y tú, Jehová, ¿hasta cuándo?

4 Vuélvete, oh Jehová, libra mi alma; Sálvame por tu misericordia.

5 Porque en la muerte no hay memoria de ti; En el Seol, ¿quién te alabará?

6 Me he consumido a fuerza de gemir; Todas las noches inundo de llanto mi lecho, Riego mi cama con mis lágrimas.

7 Mis ojos están gastados de sufrir; Se han envejecido a causa de todos mis angustiadores.

8 Apartaos de mí, todos los hacedores de iniquidad; Porque Jehová ha oído la voz de mi lloro.

9 Jehová ha oído mi ruego; Ha recibido Jehová mi oración.

10 Se avergonzarán y se turbarán mucho todos mis enemigos; Se volverán y serán avergonzados de repente.




Padre Celestial, gracias por el libro de Salmos que brinda tanto aliento y esperanza cuando nos encontramos inmersos en la tristeza y el dolor.

Se acerca el tiempo en que juzgarás al mundo con justicia. Gracias porque en Cristo, tengo la fuerza suficiente para salir victorioso de cada circunstancia de la vida, cuando mantengo mis ojos en El. Mantén mi fe en tu palabra inmutable.

Señor Jesús, reconozco mi debilidad, acorté tu gloria, Señor, como lamento haberte fallado, por favor perdóname, soy débil y necesito tus fuerzas, por favor Señor lléname y hazme más fuerte.

Reconozco tu obra terminada en la Cruz del Calvario, deja que tu sangre sane mis enfermedades, por tus llagas soy sanado, gracias por el amor inagotable que tienes por mi, necesito ayuda a esta hora.

Ayúdame en este asunto antes de que sea demasiado tarde. Oh Señor, tú eres el Dios que levanta al pobre del polvo, al necesitado del muladar, muéstrame tu misericordia Señor e interviene en esta situación, que tu misericordia siempre prevalezca sobre el juicio en mi vida en el nombre de Jesús.

Lamento las cosas que hice mal en mi vida. Gracias por morir en la Cruz por mí, libérame de todos mis pecados y perdóname hoy. Por favor, ven a mi vida y lléname de tu Espíritu Santo. Estar conmigo para siempre. ¡Gracias Jesús!" Sígueme en mis redes sociales: - Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: Clic para Donar Licencia de Creative Commons *Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".




 

Compartir es bendecir
Pin It
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado