David escribió el Salmo 27 . Como otros salmos, David escribió este salmo en particular durante una época en la que estaba en problemas y todo parecía oscuro para el rey, que una vez fue pastor.

Probablemente has leído el salmo o lo has escuchado en el pasado. Te animamos a que lo leas de nuevo con nuevos lentes y lo verás de otra manera.

A través del salmo, verás que David nunca pide que Dios termine con sus enemigos. Ese nunca fue el objetivo de David. Su objetivo era que Dios iluminara su propia vida. A medida que lee el salmo con ojos nuevos, observe cómo la perspectiva de David cambió desde el momento en que comenzó hasta el momento en que terminó el salmo.




salmo 27

Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?
    Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?

Cuando se juntaron contra mí los malignos, mis angustiadores y mis enemigos,
Para comer mis carnes, ellos tropezaron y cayeron.

Aunque un ejército acampe contra mí,
No temerá mi corazón;
Aunque contra mí se levante guerra,
Yo estaré confiado.

Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré;
Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida,
Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.

Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal;
Me ocultará en lo reservado de su morada;
Sobre una roca me pondrá en alto.

Luego levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean,
Y yo sacrificaré en su tabernáculo sacrificios de júbilo;
Cantaré y entonaré alabanzas a Jehová.

Oye, oh Jehová, mi voz con que a ti clamo;
Ten misericordia de mí, y respóndeme.

Mi corazón ha dicho de ti: Buscad mi rostro.
Tu rostro buscaré, oh Jehová;

No escondas tu rostro de mí.
No apartes con ira a tu siervo;
Mi ayuda has sido.
No me dejes ni me desampares, Dios de mi salvación.

10 Aunque mi padre y mi madre me dejaran,
Con todo, Jehová me recogerá.

11 Enséñame, oh Jehová, tu camino,
Y guíame por senda de rectitud
A causa de mis enemigos.

12 No me entregues a la voluntad de mis enemigos;
Porque se han levantado contra mí testigos falsos, y los que respiran crueldad.

13 Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová
En la tierra de los vivientes.

14 Aguarda a Jehová;
Esfuérzate, y aliéntese tu corazón;
Sí, espera a Jehová.




Oremos:

Dios del cielo, gracias por el día que comienza, que los desafíos no me abrumen, las circunstancias no me desalienten, y en todas las cosas recuerde siempre que estas conmigo, tu palabra es mi guía , hoy y siempre.

 

Dios ayúdame a vivir de una manera que te agrade. Dame sabiduría en todo lo que hago. Guíame en todo lo que digo. Dame fuerzas para resistir la tentación. Ayúdame a poner a los demás delante de mí y a ser considerado con sus necesidades. Permite que tu luz brille a través de mí para que otros la vean.

 

Señor, Protege a mi familia, Mantenlos a salvo. Llévate la calamidad de mi hogar, que tus ángeles protejan mis seres queridos oh Dios.

 

Gracias por que tu presencia me proporciona refugio, confío en ti y en tus promesas. Dame la confianza para seguir adelante en esta semana que comienza.

 

Que todo lo que haga sea para honrar y glorificar tu nombre, quédate conmigo y los míos, no me dejes a merced de la vida, que tu paz y tu gracia me sostengan hoy y siempre.

 

Quedo en tus manos, en el nombre de Jesús, amen




 

Con amor en Cristo,
Tu Consejero Espiritual

"La mañana es el mejor momento para tener un encuentro con Dios. Cuando te despiertas con Dios, su presencia va contigo donde quiera que vayas".
¡Que seas bendecido en tu día!

Sígueme en mis redes sociales: 
               

¿Te encanta este devocional?
Por favor Has Clic aquí y vota: 

- Si Dios te ha favorecido con mi labor y ha puesto en tu corazón apoyar este ministerio: Clic para Donar

Licencia de Creative Commons
*Todos los derechos reservados. "Esta obra está protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales".

 
Compartir es bendecir
Pin It

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado