salmo 27

El SEÑOR es mi luz y mi salvación;
¿de quién temeré?
El SEÑOR es la fortaleza de mi vida; ¿de quién me he de atemorizar?
Cuando se acercaron a mí
los malhechores,
mis adversarios y mis enemigos para devorar mis carnes,
tropezaron y cayeron.
Aunque acampe un ejército contra mí,
mi corazón no temerá.
Aunque contra mí se levante guerra, aun así estaré confiado.
Una cosa he pedido al SEÑOR; esta buscaré:
que more yo en la casa del SEÑOR todos los días de mi vida,
para contemplar la hermosura del SEÑOR
y para inquirir en su templo.
Porque en su enramada me esconderá en el día del mal;
me ocultará en lo reservado de
su tabernáculo;
me pondrá en alto sobre una roca.
Ahora levantará mi cabeza
sobre mis enemigos que me rodean,
y en su tabernáculo ofreceré
sacrificios de júbilo.
Cantaré y entonaré salmos al SEÑOR.





Oremos:

Dios del cielo, gracias por la semana que comienza, que los desafíos de esta semana no me abrumen, las circunstancias no me desalienten, y en todas las cosas recuerde siempre que estas conmigo, tu palabra es mi guía , hoy y siempre.

 

Dios ayúdame a vivir de una manera que te agrade. Dame sabiduría en todo lo que hago. Guíame en todo lo que digo. Dame fuerzas para resistir la tentación. Ayúdame a poner a los demás delante de mí y a ser considerado con sus necesidades. Permite que tu luz brille a través de mí para que otros la vean.

 

Señor, Protege a mi familia, Mantenlos a salvo. Llévate la calamidad de mi hogar, que tus ángeles protejan mis seres queridos oh Dios.

 

Gracias por que tu presencia me proporciona refugio, confío en ti y en tus promesas. Dame la confianza para seguir adelante en esta semana que comienza.

 

Que todo lo que haga sea para honrar y glorificar tu nombre, quédate conmigo y los míos, no me dejes a merced de la vida, que tu paz y tu gracia me sostengan hoy y siempre.

 

Quedo en tus manos, en el nombre de Jesús, amen




 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado